EL PRINCIPIO BÍBLICO DEL DAR – PARTE 2

Por Dr. Arnold G. Fruchtenbaum

  1. Los principios del dar

La primera categoría principal de este estudio es los principios del dar, los cuales serán discutidos en tres partes: primera, los principios básicos; segunda, los principios que se hallan en 2 Corintios 8:1-5; y tercera, los principios que se hallan en 2 Corintios 9:6-14.

  1. Los principios básicos

Hay cinco principios básicos del dar bíblico. Primero, el dar es una medida del amor del creyente hacia Dios. Segundo, el dar es una expresión de fe. Tercero, el creyente nunca podrá exceder a Dios. Cuarto, el dar debería ser hecho en secreto. Y el quinto principio es que el creyente debería estar dispuesto a trabajar con el fin de dar más.

  1. Dando como una medida del amor de alguien hacia Dios

El primer principio básico es que el dar del creyente es una medida de amor hacia Dios. La forma en la que el creyente da y el porcentaje que él da será a menudo una medida de su amor hacia Dios. Mateo 6:19-21 enseña que acumular tesoros en el Cielo es lo que el creyente debería estar haciendo, porque donde está el tesoro ahí está el corazón también. Si el creyente está acumulando tesoros aquí en la tierra, entonces el corazón del creyente estará en las cosas terrenales. Pero si el creyente está acumulando tesoros en el Cielo, su corazón estará en las cosas celestiales.

Además, 1 Timoteo 6:17-18 enseña que el rico deberían tener su esperanza…puesta en Dios y estar listos para dar de su riqueza. Aquellos que son creyentes ricos aún deberían recordar que su esperanza no está en su riqueza, sino que su esperanza está puesta en Dios el Señor. Deberían estar listos para dar de su riqueza para apoyar la obra de Dios.

También, 1 Juan 3:17 declara que, si alguien no da, entonces la pregunta es, “¿Permanece el amor de Dios en él?”. Si una persona no da, realmente podría cuestionarse si el amor de Dios alguna vez estuvo en él.

  1. Dando como la expresión de la fe de uno

El segundo principio básico se halla en Santiago 2:15-17: el dar es una expresión de fe. Aquí, Santiago enseña que el creyente muestra su fe por las obras, y una de las formas en las que el creyente puede mostrar su fe es por la obra del dar. El creyente no es salvo por obras, pero el estado de salvo debería evidenciarse por las obras. Y una de estas obras es la obra del dar.

  1. El dar más resulta en recibir más

El tercer principio básico es que el creyente nunca excederá a Dios; el dar más resultará en recibir más. Ésta es una promesa de Dios en la que el creyente puede confiar. Lucas 6:38 declara: dad y se os dará. Filipenses 4:15-19 enseña que, si el creyente da, Dios suplirá sus necesidades; el creyente no necesita preocuparse por sus necesidades, ya que Dios tendrá cuidado de estas cosas. Debería preocuparse más por dar, porque el dar causará que Dios supla las necesidades del creyente.

  1. El dar debería hacerse en secreto

El cuarto principio básico del dar es que el dar debería hacerse en secreto, no como exhibición, según Mateo 6:1-4. El creyente no debería presumir su dar, el creyente debería mantener su dar en secreto. Ésa es la razón por la que el concepto de los sobres de la iglesia es un concepto bíblico.

  1. El dar produce la disposición de trabajar

El quinto principio básico es que el creyente debería estar dispuesto a trabajar con el fin de poder dar más. Hechos 20:33-35 enseña que Pablo trabajaba para que pudiera dar. Efesios 4:28 enseña que otros deberían seguir el ejemplo de Pablo.

  1. Los principios que se hallan en 2 Corintios 8:-1-15

La segunda parte de los principios del dar es ver un número de principios del dar que se hallan en este pasaje. A medida que Pablo aborda los principios en estos versículos, él hace ocho puntos:

El primer punto es que los corintios fueron amonestados a seguir el ejemplo de los macedonios en que usaron su pobreza como excusa para no dar, como lo declaran los versículos 1-2: Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad.

Los macedonios no eran ricos. El versículo 1 declara que ellos practicaban el dar de gracia, que será discutido luego. Por ahora, debería notarse que el método que los macedonios usaron no era el principio del diezmo, sino el principio del dar de gracia. Además, el versículo 2 revela que de su profunda pobreza, estuvieron dispuestos a dar con liberalidad. Por lo tanto, no usaron su pobreza como excusa para no dar sino que, en cambio, practicaron el dar de gracia. De su profunda pobreza, dieron liberalmente.

El segundo punto de los principios del dar es que miraban el dar como una oportunidad que debía buscarse, según los versículos 3-4: Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos.

Para estos creyentes, el dar era una oportunidad; en realidad miraban el dar como  una oportunidad “a perseguirse”, “a buscarse”. Ellos investigaban activamente formas en las que pudieran dar. El versículo 3 declara que dieron más allá de sus propias fuerzas y de su propio libre albedrío. Según el versículo 4, investigaron las necesidades e hicieron lo que pudieron para satisfacer esas necesidades.

El tercer punto que Pablo hace se halla en el versículo 5: Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios.

La razón por la que pudieron hacer lo que hicieron en los versículos 1-4 es debido al versículo 5: “primero que todo, ellos se dieron al Señor”. Cuando se dedicaron al Señor, esto los hizo sensitivos a la voluntad de Dios. Era la voluntad del Señor que ellos dieran, y eso fue lo que hicieron.

El cuarto punto es que el dar era una prueba de su amor en los versículos 6-8: De manera que exhortamos a Tito para que tal como comenzó antes, asimismo acabe también entre vosotros esta obra de gracia. Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia. No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro.

Pablo señala a los corintios que él no tiene intención de ordenarles que den. No emitirá una orden apostólica para que den, pero señala que si de verdad aman a Dios, ellos darán naturalmente. El dar era prueba de su amor hacia Dios. Aquí de nuevo, uno muestra su fe por sus obras y, en este contexto, la obra que mostraba su fe y amor era la obra del dar.

El quinto punto que Pablo hace es proveer un ejemplo de un gran dador, el Mesías Mismo, en el versículo 9: Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

El Mesías se dio a Sí Mismo. Él señala que, en el Cielo, el Mesías era rico, pero en la Encarnación Él se hizo pobre. No simplemente pobre por hacerse humano, sino pobre porque Él nació en una familia que era pobre.

La razón por la que Él estuvo dispuesto a hacerse pobre fue para que los creyentes pudieran ser ricos. No materialmente ricos, porque Pablo ya había señalado que estos corintios no eran materialmente ricos, sino que Yeshúa (Jesús) hizo esto para que ellos pudieran llegar a ser espiritualmente ricos. De este modo, Jesús es el mayor ejemplo de un dador. El Mesías se dio a Sí Mismo. El Mesías era rico, pero se hizo pobre, por la razón de que los creyentes pudieran ser ricos.

El sexto punto que hace es que incluso estaban dispuestos a hacer una promesa en los versículos 10-11: Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene a vosotros, que comenzasteis antes, no sólo a hacerlo, sino también a quererlo, desde el año pasado. Ahora, pues, llevad también a cabo el hacerlo, para que como estuvisteis prontos a querer, así también lo estéis en cumplir conforme a lo que tengáis.

Estuvieron dispuestos a hacer un compromiso que cumplirían en el curso de un año. “El dar con fe y haciendo una promesa” o hacer una promesa es un patrón bíblico, y los corintios lo habían hecho. El versículo 10 declara que un año antes estuvieron dispuestos a hacer una promesa y, en el versículo 11, son animados a cumplir la promesa.

Cuando alguien llega de parte de Ministerios Ariel a hablar en diversas conferencias en iglesias, a esa iglesia nunca se le pide que pague los gastos de viaje o un honorario mínimo o algo así. Todo lo que se pide es que se colecte una ofrenda voluntaria para Ministerios Ariel. Explicamos la labor de Ministerios Ariel a la congregación y, en ese momento, se les da una oportunidad de hacer un compromiso mensual con el ministerio.

De hecho, cuando la gente hace un compromiso con Ministerios Ariel, este compromiso no es entre ellos y Ministerios Ariel, sino entre ellos y el Señor. Si Dios suple el monto que ellos se comprometen a dar, entonces lo enviarán. Si Dios no lo suple, entonces, por supuesto, ellos no lo enviarán. Algo que no se hará es importunarlos con cartas de apelación o recordatorios de alguna clase. Creemos que el Señor suplirá si tienen la actitud de dar.

Por lo tanto, la sexta cosa que Pablo enseña es que está bien hacer una promesa; uno debería estar dispuesto a hacer una promesa y también incluso más dispuesto a cumplirla, si Dios provee.

El séptimo punto que hace en este pasaje es que ellos dieron voluntariamente en el versículo 12: Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene.

Su disposición a dar la hizo aceptable a Dios. De hecho, todo aquel que da voluntariamente agrada a Dios, y esa ofrenda voluntaria es aceptada por Dios. Si dan a regañadientes, la ofrenda aún podría ayudar al que la recibe, pero no pone al dador en buena posición ante el Señor. Desde el punto de vista del Señor, dicha ofrenda no es aceptable.

El octavo punto que él hace en este pasaje es que el dar no debería ser hasta el punto de la pobreza, sino al punto de igualdad, según los versículos 13-15: Porque no digo esto para que haya para otros holgura, y para vosotros estrechez, sino para que en este tiempo, con igualdad, la abundancia vuestra supla la escasez de ellos, para que también la abundancia de ellos supla la necesidad vuestra, para que haya igualdad, como está escrito: El que recogió mucho, no tuvo más, y el que poco, no tuvo menos.

No les está pidiendo que se empobrezcan; no les está pidiendo que quiten comida de la mesa o vestidos de sus hijos. El dar no deber ser hasta el punto de la pobreza, sino al punto de la igualdad. El versículo 13 declara que no debían hacerse pobres por su dar. En cambio, en el versículo 14, los recipientes podrían de hecho suplir las necesidades del dador en el futuro. Por ahora, el dador está supliendo las necesidades de alguien más, pero podría llegar un día cuando alguien más podría devolver y darle al dador. En el versículo 15, él cita un principio del Antiguo Testamento en Éxodo 16:18, que señala que, durante el peregrinaje en el desierto, todos fueron provistos suficientemente. Si los creyentes dan al punto de la igualdad, Dios va a proveer para todos nosotros, y nuestras necesidades serán suplidas.

Artículos recomendados:

Traducido por Donald Dolmus

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Dar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s