LOS FUNDAMENTOS DE LA PROFECÍA BÍBLICA – LECCIÓN 14 (CONCLUSIÓN)

El Rapto Post-Tribulación

Los amilenialistas y algunos premilenialistas han tratado de lidiar con estas dos descripciones conflictivas del regreso del Señor combinándolas al final de la Tribulación en un solo evento. Su concepto es que el Señor aparecerá en los cielos, la Iglesia será arrebatada por Él, y luego Él y laIglesia regresarán inmediatamente a la tierra.

Hay algunos problemas con este concepto que ha sido descrito como un “Rapto yo-yo”. El primer problema es que éste destruye la inminencia del regreso del Señor. Una y otra vez en el Nuevo Testamento se nos dice que el regreso del Señor es inminente y que, por lo tanto, siempre deberíamos estar listos para Su regreso (Mateo 24:36, 42, 44, 50; 25:13).

Inminencia significa que podría ocurrir en cualquier momento. Pero eso es imposible si combinas el Rapto con la Segunda Venida, debido a que hay demasiadas profecías que deben cumplirse antes de que la Segunda Venida pueda ocurrir. Para que un evento sea inminente, debe ser capaz de ocurrir en cualquier momento.

Un segundo problema importante con el concepto Post-Tribulación del Rapto es que elimina a una población que entre al Milenio en sus cuerpos físicos. Sólo piénselo: si el Rapto y la Segunda Venida ocurren juntos al final de la Tribulación, entonces todos los creyentes serán glorificados en ese momento y todos los incrédulos serán enviados a la muerte y al Hades. ¿Dónde están las personas que ocuparán la tierra durante el reinado del Señor?

Un tercer problema con el Rapto Post-Trib es que no tiene sentido en vista de las muchas admoniciones del Nuevo Testamento de que debemos vivir aguardando el regreso de Jesús. Pablo, por ejemplo, le dijo a Tito que debemos vivir “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13). Si no vamos a ver a Jesús hasta el final de la Tribulación, entonces deberíamos vivir aguardando al Anticristo y no a Jesucristo.

El Rapto Pre-Tribulación

Es sólo cuando coloca el Rapto antes de la Tribulación que termina con una población para el Milenio. Esa población consistirá de todos aquellos, tanto judíos como gentiles, que acepten a Jesús durante la Tribulación y que vivan hasta el final de ese período terrible.

Un Rapto Pre-Tribulación también resuelve otro problema. La Biblia enseña que los creyentes son inmunes a la ira de Dios. Y puesto que los siete años de la Tribulación constituyen el derramamiento de la ira de Dios de principio a fin, la Iglesia debe ser sacada del mundo antes de que ese período comience. Y eso es exactamente lo que las Escrituras enseñan. Regrese al comienzo de esta lección y lea el versículo de apertura tomado del libro de Apocalipsis. Luego, considere 1 Tesalonicenses 1:10, que dice que debemos “esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera”.

Jesús mismo dijo que cuando veamos que las señales de los tiempos del fin, “comiencen a suceder”, debemos “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas [los eventos de la Tribulación] que vendrán…” (Lucas 21:36).

Una Objeción

Una de las principales objeciones al concepto del Rapto Pre-Trib es que “es demasiado nuevo para ser verdad”. Esta objeción se basa en la creencia de que el concepto no surgió sino hasta principios del siglo XIX. Pero una investigación reciente ha revelado que el concepto existía en una variedad de denominaciones en Inglaterra que se remontan al siglo XVII.

El punto importante a tener en cuenta es que la fecha de la doctrina es realmente irrelevante. Lo único que importa es si se alinea o no con lo que la Biblia dice. En el siglo XVI, cuando Martín Lutero revivió el verdadero Evangelio de la salvación por gracia por medio de la fe, sus críticos rechazaron su nueva idea como “demasiado nueva para ser verdad”, a pesar del hecho de que ésta era claramente una de las verdades fundamentales del Nuevo Testamento.

Además, debería tenerse en cuenta de que tanto a Jeremías como Daniel se les dijo que muchas profecías del tiempo del fin no se entenderían hasta que llegara el momento de que se cumplieran (Jeremías 23:20; 30:24; Daniel 12:8-9).

¿Esperanza o Terror?

Para resumir, deberíamos aguardar dos venidas futuras del Señor — una al comienzo de la Tribulación, y la otra al final. La primera, el Rapto, será la aparición del Señor por Su Iglesia. La segunda, la Segunda Venida, será el regreso del Señor a la tierra para “juzgar y pelear” contra los enemigos de Dios (Apocalipsis 19:11).

Preguntas:

1) Lea 2 Pedro 2:4-9. ¿Ve un Rapto Pre-Tribulación inferido en este pasaje?

____________________________________________________________

_____________________________________________________________

2) Los primeros tres capítulos de Apocalipsis se centran en la Iglesia. Después de que Juan es arrebatado al Cielo en el capítulo 5, la Iglesia no se menciona de nuevo hasta en Apocalipsis 23:16. ¿No indica esta falta de mención de la Iglesia durante la descripción de la Tribulación en los capítulos 6-19 un Rapto Pre-Tribulación? ¿Podría el rapto de Juan en el capítulo 4 ser un tipo simbólico del Rapto de la Iglesia?

_____________________________________________________________

_____________________________________________________________

3) Si la Iglesia tiene que pasar por los horrores de la Tribulación antes de que el Rapto ocurra, ¿podría el último versículo de la descripción de Pablo del Rapto (1 Tesalonicenses 4:18) realmente ser aplicable?

_____________________________________________________________

_____________________________________________________________

4) Si la Iglesia está destinada a pasar por la Tribulación, ¿entonces no deberían vivir los cristianos aguardando al Anticristo en lugar de Jesucristo?

_____________________________________________________________

5) Hay algunas personas que intentan poner el Rapto a la mitad de la Tribulación. Para hacerlo, argumentan que los Juicios de los Sellos no son juicios de Dios, sino que son juicios del hombre y de Satanás. Lea Apocalipsis 6. ¿Cree que este capítulo enseña que los Juicios de los Sellos son de Dios?

_____________________________________________________________

_____________________________________________________________

6) Haga una lista de todos los eventos proféticos que deben tener lugar antes de la Segunda Venida de Jesús. Ahora, si el Rapto es lo mismo que la Segunda Venida, entonces, ¿dónde está la inminencia del regreso del Señor?

1) __________________________

2) __________________________

3) __________________________

4) __________________________

5) __________________________

6) __________________________

7) __________________________

8) __________________________

9) __________________________

10) _________________________

Traducido por Donald Dolmus. En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Publicado por Donald Dolmus en 1:22

Etiquetas: El RaptoEscatologíaLibro: Los Fundamentos de la Profecía BíblicaLibros,PretribulacionismoProfecía BíblicaSegunda VenidaTiempos del Fin

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Arrepentimiento, David R. Reagan. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a  LOS FUNDAMENTOS DE LA PROFECÍA BÍBLICA – LECCIÓN 14 (CONCLUSIÓN)

  1. David Perez dijo:

    Al autor de este artículo, se le ha ido la cabeza, con el cúmulo de prejuicios que tiene en su mente con respecto al arrebatamiento y segunda venida del Señor. Me parece que cuando lee en la biblia, se le nubla el entendimiento y los ojos de la fe para ver claramente las cosas que tienen que suceder cronológicamente antas del día del Señor, cuando El se manifieste.
    Lo que dice claramente en segunda de Tesalonicenses, que no vendrá, sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado… y solo entonces sonará la trompeta, voz de mando, voz de arcángel; no será un «rapto secreto», como enseñan algunos que nadie se enterara que desaparecieron gente del mundo… Creo que con la trompeta y las voces, toda la humanidad que esten entonces lo oirán y todo ojo le verá.
    El Señor mismo lo enseñó en Mateo 24: 29-31.
    Y mas citas en la Biblia, que en todo su contexto nos abren bien el panorama de todo esto.

    • David Abner dijo:

      Ustedes los Post-tribulacionistas son a los que realmente se les ha ido la cabeza, llamas al Pre-tribulacionismo ”Rapto secreto” cuando ni siquiera tienes una mera idea de donde surge esa expresión ni con qué tipo de posición se asocia. No te enteras de nada, pues déjame ilustrarte sobre este asunto. La expresión ”Rapto secreto” ya se empleaba antes de la década de 1830 por los irvingitas (seguidores de Edward Irving). Ahora bien, pasa que sucede que los irvingitas NO ERAN Pre-tribulacionistas, sino Post-tribulacionistas. Ellos creían y enseñaban que justo antes del final de la Tribulación (la cual pensaban ellos que ya estaban pasando), y justo antes de la Segunda Venida, Cristo revelaría una ”señal” o signo ”secreto” a los que para ese entonces se encontraren llenos del Espíritu Santo, con lo cual sólo esos espirituales iban a poder saber el momento cuando su Venida se acercara. Fue entonces Dave Mcpherson, quien por los 70s interpretó este punto de vista asociándolo con el Pre-tribulacionismo, y de ahí le aplicó la expresión ”Rapto Secreto”. Como puedes ver, por lo tanto, esa expresión no se refiere en lo absoluto al Pre-tribulacionismo, sino a una forma de Post-tribulacionismo. Así que es completamente erróneo referirte al Pre-tribulacionismo de esa manera, mucho más por el hecho de que los Pre-tribulacionistas no hablamos de un ”Rapto secreto”, haber dime, ¿cuándo los Pre-tribulacionistas nos hemos referido al Rapto de esa manera? Puedes hacer una prueba tú mismo, anda y pregúntale a cualquier Pre-tribulacionista como reaccionaría la gente ante un evento como el Rapto y verás que las respuestas no parecen cuadrar con tu concepto de un ”Rapto secreto”.

    • David Abner dijo:

      Y con respecto a tu interpretación de 2 Tesalonicenses 2:3, pero vamos a ver, criatura, cuando Pablo habló de lo que ”no vendrá” (que por cierto, esta frase no aparece en el griego) se estaba refiriendo al ”día del Señor” lo cual es obvio por el versículo anterior; El contexto histórico de este pasaje te ayudaría bastante a entender las cosas. Los tesalonicenses habían creído una enseñanza errónea atribuida a Pablo por medio de una carta falsificada que les enseñaba que el día del Señor ya había venido, y que ellos se habían perdido el Rapto (descrito en la primera carta en Tesalonicenses 4:16-17) y que por ello las tribulaciones que estaban sufriendo eran las tribulaciones del día del Señor. Pablo les escribió en el capítulo 2 para refutar esa falsa doctrina, y de ahí el por qué en el versículo 2 dice: ”no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca”. Él les escribió, para enseñarles, primero que todo, que el día del Señor no había venido aún, y como consecuencia, no habían perdido el Rapto, (que es a lo que se hace referencia en el versículo 1: ‘’nuestra reunión juntamente con él’’), sino que también no vendría a menos que sucediesen primero la Apostasía y la manifestación del Anti-cristo. Lo que Pablo está diciendo es que el día del Señor no sucedería a menos que primero ocurriesen esos dos eventos, y con ‘’día del Señor’’ no se estaba refiriendo a la Segunda Venida, sino al día del Señor con todo su programa, que también incluye los eventos de la Tribulación. Y así como en la carta anterior les había hablado acerca de la liberación de la Ira Futura (1 Tesalonicenses 1:10, 5:9) a través del Rapto (4:16-17) aquí vuelve a mencionarlo, dando a entender a los cristianos tesalonicenses que el día del Señor era aún futuro y que no habían perdido la esperanza del Rapto. Por lo tanto, tu interpretación del pasaje en cuestión es falsa, ya que Pablo no estaba diciendo a los cristianos tesalonicenses que ellos pasarían por el futuro día del Señor, sino que, más bien, este aún no había venido y ellos todavía podían esperar la liberación por medio del Rapto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.