EL PELIGRO DE UNA DIVISIÓN ECLESIÁSTICA POR UNA REVELACIÓN POLÍTICA

Mario E. Fumero

He leído detenidamente las profecías hechas por cierto pastor y veo algunas incoherencias respecto al tema profético y de visión, principalmente cuando se señala que todo lo que dice viene directamente de Dios, lo que puede ser una blasfemia, y además, debemos de analizar bíblicamente, porque tenemos derecho a juzgar los espíritus, porque no todo espíritu son de Dios (1 Juan 4:1 1 Corintio 14:29). Creo que la forma de profetizar tales supuestos apóstoles obedece más a una deducción lógica o interés político, que a una revelación profética.

Primero; En el caso del depuesto presidente Zelaya, se originó una crisis, debido a la división ocasionada por la implantación de la cuarta urna, y su vínculo con el presidente Chávez, lo cual originó una abierta confrontación entre los tres poderes del Estado, lo que dejó entrever este acontecimiento.

Segundo; Respecto a los terremotos y desastres, los mismos son una señal profética, y está ocurriendo en todo el mundo. Son fenómenos naturales coincidentes con la revelación profética de Lucas 21:25-27, siendo la señal de los últimos tiempos.

Sin embargo, el problema al cual nos enfrentamos ahora es mucho más serio, cuando aparecen supuestos profetas con visiones y supuestas revelaciones que hace referencia a acontecimientos políticos con señalamientos puntuales, con nombre y apellido, ahondando aun más en la división causada en el pasado entre las iglesias, por los acontecimientos del 28 junio de 2009, en donde unas iglesias favorecieron el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, y otras se opusieron. Esto hechos generaron una crisis entre los seguidores de ambos bandos, tanto en la Iglesia católica, como en la evangélica, produciéndose una división, de la cual apenas estamos recuperándonos.

Como fruto de este fenómeno, han aparecido seis partidos políticos, habiendo un total de ocho. Por deducción, se puede vislumbrar un panorama sombrío y difícil para cualquier candidato, porque no contará el presidente electo con una mayoría simple (51%), ganando por un margen estrecho, que no llegará al 35% de los votantes, por lo cual tenemos un congreso fraccionado, y vislumbramos por lógica, un gobierno difícil y caótico, sea quien sea el gobernante. Desde ahora vemos que ninguno quiere aceptar su derrota, y los ánimos cada vez se crispan más, y estamos al borde de vivir en un estado anarquizado.

Es lógico que como ministros del evangelio, nos limitemos respecto a lo político, cuidando nuestras expresiones partidista, aunque sean supuestas revelaciones. Todos sabemos que los magistrados, militares y personas con cargo importantes, deben abstenerse de expresar inclinaciones políticas de forma pública. De igual forma, los pastores y sacerdote deben abstenerse de inmiscuirse en política, tomando partido, y menos tratar de forzar un cambio constitucional, para que los pastores incursiones en la política.

¿Por qué deben los pastores abstenernos de hablar, si tiene el mismo derecho como todos los demás ciudadanos? Porque como ministros del evangelio, la Palabra de Dios nos ordena mantener la unidad en el amor entre los hermanos (1 Corintios 16:14, Colosenses 3:14), y nos manda a no inmiscuirnos en los negocios de este siglo (2 Timoteo 2:4). Es un deber de todos, mantener la unidad de la Iglesia (Efesios 4:3), sabiendo que en lo ideológico y secular hay muchos hermanos que tienen opiniones diferentes, y en la iglesia debe prevalecer la coherencia, predicar y orar por cualquier gobernante, sea quien sea el que gobierne. Eso lo enseño el Apóstol Pablo, pese a que en su época había una dictadura colonialista que dominaba el mundo (Roma). No aparece, en el Nuevo Testamento, ninguna declaración de condena al sistema dominante, de los apóstoles, relacionada con los gobiernos terrenales y sus sistemas injustos. ¿Por qué? Porque la Iglesia era un reino dentro de otro reino (Juan 18:36).

Los llamados apóstoles modernos, tratan de fundamentar sus revelaciones políticas, y las profecías, usando los acontecimientos del Antiguo Testamento, sin embargo, no estamos bajo un régimen teocrático, ni monárquico, tampoco las profecías anuncian un gobierno justo en los últimos tiempos sin reinar Jesús, y en ningún momento los profetas actuaron para promover candidatos, sino para juzgar el pecado de sus líderes (los reyes) que gobernaban, cuando estos se apartaban de la ley, o en el caso de la diáspora (cautiverio), dar esperanza en el destierro, al pueblo esclavizado por su rebeldía, sobre la restauración futura.

Hay un grave peligro en usar las visiones y profecías para señalar, descalificar, juzgar o predisponer a las personas en temas ideológicos o políticos, ajenos a la proclama del evangelio. Las afirmaciones de estos profetas han traído más división que unidad, y le ha dado armas al enemigo para que la Iglesia evangélica y la Confraternidad Evangélica caiga en descredito, pues por unos falsos profetas, nos juzgan a todos, y es por ello que somos víctima de críticas, pues muchos generalizan tales expresiones.

Quiero hacer mención de la historia. Cuando la iglesia de Roma y la Ortodoxa intervinieron políticamente, apoyando gobiernos despóticos y bendiciendo dictaduras, lo cual llevó al cristianismo a crisis. Casualmente el origen del comunismo, y su ateísmo, apareció por el abuso de los Zares que gobernaban Rusia, los cuales explotaban al pueblo sumiéndolo en la miseria, y la Iglesia Ortodoxa, que se unió a tan corrupto sistema, demandaba de la clase humilde sometimiento divino a los zares, por lo que Lenin dijo: “Si en nombre de Dios nos tienen en la miseria, quitemos a Dios, y tendremos pan“. Así nació el ateísmo marxista. De igual forma, la Edad Media está plagada de violencia y muerte, tanto en las cruzadas, como en la inquisición, cuando la Iglesia manipulaba a los gobiernos de Europa para matar a los “herejes” tanto judíos, musulmanes como protestantes.

Respecto a las visiones, puedo afirmar nadie tiene una línea directa con Dios. El habla por su Palabra, por medio de las profecías bíblicas, y su deseo es que promovamos el reino de Dios, preparando a la Iglesia para que reine con ÉL después del arrebatamiento. El príncipe de este siglo es Satanás (Juan 12:31, 16:11, Efesios 2:2), así lo dice la Biblia, y en los últimos tiempo el mundo estará dominado por la violencia y corrupción (Mt 24:32, Génesis 6:11), y ninguna revelación puede impedir que la Palabra se cumpla (Lucas 21:33, Marco 13:31). No usemos a Dios para dividir. Seamos pacificadores, reconciliadores y proclamadores de un reino santo en medio de un reino corrupto. Preparemos a la iglesia para los tiempos difíciles que vienen, y dejemos a los hombres de este mundo que forjen el advenimiento del Nuevo Orden Mundial, para que aparezca el Príncipe de los pastores, Jesucristo, que es el Señor (1 Pedro 5:4)

Email.   mariofumero@hotmail.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Mario Fumero, Política y fe. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL PELIGRO DE UNA DIVISIÓN ECLESIÁSTICA POR UNA REVELACIÓN POLÍTICA

  1. ardegas dijo:

    Son soluciones simplistas las que usted propone, pastor Fumero.

    Si la política divide, entonces no hay que participar en la política. Entonces ¿dejémosle la política a los impíos?

    En un tiempo en que el ambiente secularista en el mundo arrecia persiguiendo a los cristianos por sus convicciones morales, estimo que abandonar la política es una irresponsabilidad que puede costar caro.

    Si no mire lo que sucedió a la Unión Soviética, en la que se prohibió la religión.

    Estimo que los cristianos tienen el derecho a enfrentarse a sus enemigos en la arena política. Incluso el mandato de predicar el evangelio se vuelve más difícil cuando el gobierno te persigue.

    Si el Nuevo Testamento no da un mandato claro de lo que deben hacer los cristianos en el siglo XXI con respecto a la política, entonces ¿no hay que hacer nada? ¿Vamos a dejar que la injusticia y la corrupción destruyan el país, con tal de no causar la posibilidad de una división?

    La división en las iglesias evangélicas surge de la Reforma y de la doctrina del libre examen. No hay necesidad de acción política para separar a las iglesias, ellas solas se separan espontáneamente. La acción política más bien puede servir para unir a las iglesias en pos de objetivos comunes, como el impedir la aprobación de leyes que van contra de los valores cristianos más básicos. Si no vea lo que sucedió en Costa Rica hace poco, en el que un candidato evangélico casi gana las elecciones. Fue un apoyo masivo espontáneo que surgió rápidamente en torno a un tema ético.

    Un gobierno cristiano, con todos los errores que pueda cometer, será siempre mejor que un gobierno anti-cristiano. Y esa es la decisión que hoy toca hacer.

    Cuando se escribió la Biblia la situación política era muy diferente a la que existe ahora. Tratar de calcar lo que hacían los cristianos en el primer siglo es un error de exégesis típica de los protestantes que piensan que lo está escrito en los pasajes bíblicos aplica para todos los tiempos y todas las situaciones.

    No es así.

    Jesús mismo dijo que era necesario discernir los tiempos, a la manera que se discierne el estado del tiempo. Fue precisamente el apego a la interpretación tradicional de las escrituras lo que impidió que los judíos entendieran que Jesús era el verdadero mesías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.