EL GOBIERNO DE LOS REYES DE ISRAEL

Mario E. Fumero

La corriente política que promueve la intervención de la iglesia en los gobiernos terrenales no cuenta con apoyos bíblicos en el Nuevo Testamento para respaldar el hecho de que los pastores, o ministro del evangelio, aspiren o puedan ocupar un puesto político, así como involucrar la iglesia en asuntos terrenales.

Como estos pastores no encuentran apoyo bíblico nuevo testamentario, acuden a hechos vinculados al Antiguo Testamento, y para ello usan el argumento de los reinados de los reyes Israel, y así justifican la participación en política, afirmando que Dios estableció la monarquía del gobierno de Israel, con lo cual justifican las aspiraciones políticas de los pastores de nuestro tiempo creando la teología de “El reino ahora” o dominionismo. Este argumento, junto con la liberación de los hebreos de Egipto, ha creado la teología de la liberación, lo que es una manipulación teológica que trata de justificar lo injustificable.

Es bueno aclarar que el gobierno de los reyes de Israel (monarquía)no fue aprobado por Dios. Entonces ¿Por qué se establecieron los mismos?: Veamos lo que dice la Biblia en 1 de Samuel 8:6-9, y noten la parte resaltada en negro: “Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová. Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos. Conforme a todas las obras que han hecho desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, dejándome a mí y sirviendo a dioses ajenos, así hacen también contigo. Ahora, pues, oye su voz; mas protesta solemnemente contra ellos, y muéstrales cómo les tratará el rey que reinará sobre ellos”.

El pasaje relata que el pueblo de Israel quería imitar a los pueblos paganos que les rodeaban. Hasta ese entonces era gobernado por un juez, con el concejo ancianos de las doce las doce tribus (gobierno teocrático) según la ley de Moisés. Al pedirle a Samuel, el último juez, que querían un rey, como los pueblos paganos, traicionaban a Dios, pero este le dijo a Samuel que los complaciera, pero les advirtiera las consecuencias: “Y refirió Samuel todas las palabras de Jehová al pueblo que le había pedido rey. Dijo, pues: Así hará el rey que reinará sobre vosotros: tomará vuestros hijos, y los pondrá en sus carros y en su gente de a caballo, para que corran delante de su carro; y nombrará para sí jefes de miles y jefes de cincuentenas; los pondrá asimismo a que aren sus campos y sieguen sus mieses, y a que hagan sus armas de guerra y los pertrechos de sus carros. Tomará también a vuestras hijas para que sean perfumadoras, cocineras y amasadoras. Asimismo, tomará lo mejor de vuestras tierras, de vuestras viñas y de vuestros olivares, y los dará a sus siervos. Diezmará vuestro grano y vuestras viñas, para dar a sus oficiales y a sus siervos. Tomará vuestros siervos y vuestras siervas, vuestros mejores jóvenes, y vuestros asnos, y con ellos hará sus obras”. 1 Samuel 8:10-16.

En este pasaje Dios les presenta claramente las consecuencias de un gobierno humano, cuya monarquía los explotará, esclavizará y oprimirá.

Cuando estudiamos los libros históricos de Israel, descubrimos que todos los gobiernos de los reyes fracasaron. Son poco los reyes que aparentemente fueron buenos en su gobierno, como el reinado de David y Salomón, pero estos también se corrompieron he hicieron lo malo delante de Jehová, porque el poder los enfermo, y vemos como el reino se dividió por la lucha de poder. Después vinieron otros muchos reyes, pero todo hicieron lo malo delante de los ojos de Jehová, y terminaron en fracaso y por último en cautiverio (Ver 2 Reyes 3:2, 8:18, 8:27, 13:2, 13:11, 14:24, 15:9, 15:18, 15:24, 15:28, 17:2, 17:17, 21:2, 21:6, 21:15, 21:20, 23:32, 23:37, 24:9, 24:19. Etc.

Así que, el tratar de establecer un gobierno de la iglesia en política, tomando como  base el de los reyes de  Israel es totalmente absurdo, máxime cuando afirman que van a  transformar el país, lo que representa la repetición de la historia, y como ya ha ocurrido  en el pasado, el sistema político o religioso  terminará corrompido,  como terminaron los reinados de los reyes de Israel, porque la iglesia que Cristo estableció, es un reino dentro de otro reino (Juan 18:36), que no busca cambiar el sistema, sino a los hombres mediante un encuentro personal, con aquel que murió en la cruz,  para hacerlos una Nueva Criatura (2 Corintio 5:17).

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Israel, Mario Fumero, Reyes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL GOBIERNO DE LOS REYES DE ISRAEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.