REFLEXIÓN Y LLAMADO A PASTORES Y MINISTROS EVANGÉLICOS

Desde una coalición evangélica por Honduras – Marzo 26, 2019

Le pedimos un alto y hacer lectura atenta

LOS GRAVES PROBLEMAS EN HONDURAS

Los pastores y ministros evangélicos tienen la responsabilidad de guiar a los creyentes de Jesucristo para que sean sal y luz en un país que va de una crisis a otra. El profeta Jeremías dijo: “…Y os daré pastores (no políticos) según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia.” (Jer. 3:15).

Reconocemos que Honduras está en medio de intereses políticos mundiales y adentro está llena de injusticia, impunidad, pobreza, falta de trabajo, violencia, desigualdad, narcotráfico, robo descarado de los dineros públicos, fraudes, violación de las leyes y la Constitución, corrupción, manipulación masiva y división.

Eso ha resultado en miedo, frustración, emigración, más violencia y desesperación que está llegando al límite. Ni los endeudamientos nacionales, ni la militarización, ni la aprobación de más leyes, ni más cárceles están corrigiendo nuestros problemas. La raíz de la decadencia de Honduras es la falta de valores morales y espirituales, la falta de solidaridad, justicia y orden.

ALGUNOS ESTÁN PROPONIENDO UN GOBIERNO POR LA IGLESIA

Algunos sectores y pastores evangélicos están proponiendo que la Iglesia participe en la política partidaria para gobernar Honduras. Dicen que los pastores tienen derecho a ser candidatos a puestos de elección popular pero sin renunciar a sus cargos en las iglesias.

Varios sectores con intereses particulares están promoviendo derogar el segundo párrafo del Artículo 77 de la Constitución que dice: “Se garantiza el libre ejercicio de todas las religiones y cultos sin preeminencia alguna, siempre que no contravengan las leyes y el orden público.// Los ministros de las diversas religiones, no podrán ejercer cargos públicos ni hacer en ninguna forma propaganda política, invocando motivos de religión o valiéndose, como medio para tal fin, de las creencias religiosas del pueblo.“

ALERTAMOS A QUE PASTORES Y MINISTROS REVISEN LA ESCRITURA Y GUÍEN BIEN PARA QUE SEAMOS UN PUEBLO SABIO Y ENTENDIDO

Los pastores deben revisar bien la teología para no equivocarse y no confundir al pueblo del Señor. Comparar a la Iglesia con el gobierno de reyes israelitas es inadecuado y lleva a repetir los errores de la historia. Dios consideró a la mayoría de esos reyes como hacedores de mal, pues estando en el poder olvidaron las leyes divinas y se corrompieron.

La iglesia que Jesucristo estableció, es un reino dentro de otro reino (Juan 18:36), no busca cambiar el sistema, sino a los hombres mediante un encuentro personal, con Aquel que murió en la cruz para hacerlos una Nueva Criatura (2 Corintio 5:17).

Un ciudadano convertido y educado en su fe, será un ciudadano que contribuye a su país. Jeremías 29:7 dice: “Busquen el bienestar de la ciudad a la que los he enviado y oren por ella al Señor, porque el bienestar de ustedes depende del bienestar de ella.” Según dicha escritura, el Señor llama a Su pueblo a orar, pero también los llama a ser ciudadanos activos que buscan el bienestar de la ciudad.

Quienes no tienen cargo pastoral, pueden y deben participar en política y acción ciudadana por el bien de Honduras, pero no deben comprometer ni utilizar de ninguna manera a las Iglesias. Los pastores no deberían abandonar los altares ni el magisterio bíblico porque no se puede renunciar a esa comisión divina.

LOS PASTORES Y MINISTROS DEBEN CONOCER LA HISTORIA PARA NO REPETIR LOS ERRORES DEL PASADO

La separación de Iglesia y Estado es saludable para los países. El Estado laico en Honduras nació por iniciativa de personajes como Morazán, José Cecilio del Valle, Dionisio de Herrera y otros que vieron el peligro de la mezcla gobierno-iglesia.

Tener un estado laico no significa tener un estado ateo. La historia antigua, latinoamericana y hondureña está llena de ejemplos tristes de lo que pasa cuando se mezcla el sistema político partidario o el sistema de gobierno con el sistema religioso. Ambos han terminado corrompidos y han causado daños a las sociedades.

Muchos evangélicos hondureños han participado en la política partidaria y en gobiernos, pero la mayoría lo ha hecho sin ser eficientes y sin estar preparados para resistir las tentaciones del poder ni para diferenciar el papel de la Iglesia del papel del gobierno.

Todo ciudadano tiene derecho a elegir y ser electo, ojalá más ciudadanos cristianos se levanten por Honduras en todo lugar, pero el sacerdocio cristiano tiene limitaciones propias de su llamado espiritual, el cual debe estar libre de conflictos de interés o de relaciones comprometedoras.

Actualmente vemos como en Honduras algunas organizaciones y representantes evangélicos muestran un apego comprometedor con el gobierno. Los pastores que están haciendo acompañamiento pastoral a ciertos políticos o funcionarios deben hacerlo a nivel personal y privado, sin comprometer a la Iglesia en general. Los pastores que crean tener una vocación política deben renunciar a sus cargos y abstenerse de hacer proselitismo partidario utilizando a las congregaciones. La mayoría de evangélicos pedimos no dividir a la Iglesia por ambiciones de poder.

PASTORES Y MINISTROS: ACTUEMOS EN UNIDAD Y RESPONSABILIDAD. HONDURAS NECESITA LUZ EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS QUE ATRAVIESA.

Si somos tantos cristianos y hay tanta corrupción e injusticia en Honduras, entonces hemos fallado y necesitamos retomar nuestra responsabilidad con el país. Según Romanos 13 el ciudadano cristiano tiene deberes como respetar y orar por las autoridades gubernamentales, pero también tiene el derecho de reclamarles que gobiernen con justicia y eficiencia.

Imitemos a los profetas bíblicos que recordaban a los gobernantes que no abusaran de los privilegios del poder y llamaban continuamente a practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarse ante tu Dios (Miqueas 6:8; Isaías 33:15-16).

El Señor ha dejado claro su llamado a los pastores. “Mi pacto era con [Leví]… La verdadera instrucción estaba en su boca, y no se hallaba iniquidad en sus labios; en paz y rectitud caminaba conmigo, y apartaba a muchos de la iniquidad. Pues los labios del sacerdote deben guardar la sabiduría, y los hombres deben buscar la instrucción de su boca, porque él es el mensajero del Señor de los ejércitos (Malaquías 2:4-7 LBLA)

INVITACIÓN

Invitamos a un conversatorio y oración de pastores y ministros evangélicos el próximo lunes a las 4:00 pm en el Restaurante Furiwa de Blvd. Juan Pablo en Tegucigalpa. Favor confirmar asistencia al correo: coalicionevangelicahn@gmail.com

 

*Reflexión a solicitud de ministros en coalición pro evangelio, editada por: Pastores: Mario Fumero, Daniel Ferrufino y Bolívar Sánchez y Reyna Durón y representantes de ONGs cristianas.

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Honduras, Pastor. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.