¿CONTAMINO LA POLÍTICA EL MENSAJE BÍBLICO?

Mario E. Fumero

Creo que la historia es suficientemente maestra para enseñarles a los líderes religiosos las consecuencias funestas que tiene la política cuando se mezcla con la religión. Fruto de este matrimonio fatal de la unión entre la IGLESIA y ESTADO lo tenemos el nacimiento en el año 313 d.C, de lo que hoy conocemos como la Iglesia Católica Apostólica y Romana, ya que el edicto de Tolerancia, proclamado por Constantino, le dio el tiro de gracia a la autonomía de la iglesia y al poder del evangelio, y vemos por la historia, como esta mezcla contaminó y destruyó los principios apostólicos, dando lugar a dogmas y tradiciones.

Pero como yo soy evangélico (llamados protestante), quiero enfocar las consecuencias funesta de la iglesia protestante en su vínculo con los poderes políticos, y para ello debo ver en la historia lo que hizo el reformado Juan Calvino[1]. Esté elaboró la teoría de que la Iglesia debía gobernar en lo político.   Aunque la iglesia y el estado deben estar separado porque son dos reinos diferentes, Calvino afirmó que sus esferas de influencia debían sobrepasar de lo religioso a lo político. Es por ello que la iglesia de Ginebra estaba gobernada por un cuerpo representativo llamado “consistorio”. Este estaba formado por nueve pastores, elegidos por las diferentes congregaciones, que eran los de mayor envestidura, y cuatro ejecutivos, quienes eran elegidos democráticamente por todos los miembros de la iglesia. Solo las personas que eran miembros podían ser electas para cualquier ministerio. El voto era un derecho adquirido, y se respaldaba con buena conducta y participación en la iglesia. Este consistorio religioso interactuaba en la comunidad en el aspecto político de Ginebra, imponiendo por ley los principios protestantes.

Durante este periodo, Calvino vio que la participación de la Iglesia en política era un bien muy grande para el estado, que era gobernado por representantes elegidos dentro de la Iglesia. En sus escritos Calvino declaró: “Yo realmente reconozco que no hay una clase de gobierno mejor que este, donde la libertad está regulada por una moderación controlada y establecida sobre una fundación durable (ad diuturnitatem)”[2]. En Febrero de 1560, un día antes de la elección, Calvino instruía a la Asamblea General con el fin de “escoger [sus magistrados] con limpia conciencia, no buscando otra cosa, sino únicamente el honrar y glorificar a Dios, y la seguridad y defensa de la república.”[3]  Puesto que el creía que la republica era la más alta forma de gobierno, se debía imponer la ley de Dios a toda costa, por lo tanto, se estableció que la más alta forma de lealtad a una nación era la dada por la iglesia cristiana, imponiendo la moral por la fuerza de la ley, lo cual trajo muchos hechos violentos y ejecuciones.

La doctrina de Calvino promovía una teocracia con democracia, lo cual para él “se asocian de una manera fácil y natural”[4]. El afirmaba que el gobierno civil era proclamado por  Dios, y el estado tenía el deber y la responsabilidad de mantener la paz y la tranquilidad, para que la iglesia pueda florecer: El escribía “El gobierno civil tiene como fin principal, hasta tanto vivamos como hombres, el compartir y proteger el culto público a Dios, defender la sana doctrina de la piedad y la posición de la iglesia es ajustar la vida a la sociedad, educar nuestra conducta conforme a la justica civil, y la reconciliación de unos con otros, y promover la paz y tranquilada general”.

La teoría calvinista llevó a la iglesia a incursionar en política, y su teología fue un rotundo fracaso, pues dio lugar a la caza de brujas, que desencadeno la persecución a los que no pensaba igual, lo cual dio origen a la existencia de una libertad restringida por el poder de la iglesia a través del estado. Esta misma filosofía es la que maneja algunos pastores, que quieren que la historia se repita, y proponen la repetición de los dos grandes errores que contaminaron la iglesia, tanto católica, como protestante en el pasado.

No tratemos de realizar un matrimonio entre dos polos opuestos, porque “que compañerismo tiene la luz con la tiniebla, y la injusticia con injusticia” (2 Corintios 6:14). Tengamos cuidado, porque tristemente la historia siempre se repite.

 

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

[1]Juan Calvino nació en  Noyon el 10 de julio de 1509 y murió en Cantón de Ginebra27 de mayo de 1564. Reformador protestante de Ginebra.

[2] –  Calvin, Intituciones de la Religión Cristiana, 4:20.8

[3] – McNeill, “Calvin and Civil Government,” 274.

[4] – Ibid

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Calvinismo, Mario Fumero. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿CONTAMINO LA POLÍTICA EL MENSAJE BÍBLICO?

  1. Alec Engler dijo:

    excelente reflexion. y al que se mofaba de el, en vez de poner la otra mejilla, lo mando a ejecutar. repitio muchas de las cosas nefastas de los romanos

    muy distinto el ejemplo de Jan Huss, que abandono la catedral, y se fue con el campesinado sin letras, a proclamarle el Evangelio, y sabiendo que los obispos lo llamaban para matarlo, y no para escucharlo, no rehuso ir, y asi murio en la hoguera. Lejos del poder temporal, fiel imitador de nuestro Señor

  2. Lorenz dijo:

    ¿Qué tipo de interpretación histórica manejas? No soy fiel seguidor de las enseñanzas de calvino pero como agente imparcial he seguido la historia y los frutos de lo que el protestantismo reformado dio en Europa después del siglo XVl, donde quiera que el calvinismo floreció, la Biblia fue reverenciada y el cristianismo generó las libertades occidentales que fundaron norte América, la revolución gloriosa de Inglaterra y una lista de virtudes y valores dados al hombre desde los principios inalienables dados por Dios.

    (Stg 3:17 NVI) “En cambio, la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.