LOS ESCANDALOS RELIGIOSOS

Mario E. Fumero

Nunca antes en la historia, las noticias se han difundido tan rápido como en nuestros tiempos. Existen además de los medios tradicionales (radio, televisión, prensa) la proliferación del internet y las redes sociales, las cuales difunden no solo noticias reales, sino también falsedades y calumnias. Es por ello que los líderes religiosos y políticos se encuentran en la mirilla de estos medios, por lo cual deben cuidar su testimonio, ya que tenemos una gran nube de testigos que nos observa (Hebreos 12:1), y nada hay oculto que no se manifieste (Lucas 8:17).

Tristemente, los ministros del evangelio y sacerdotes se convierten en figuras públicas, y esto los hace propenso a que sus errores trasciendan, y puedan ser ocasión de escándalo, no sólo para su persona, sido para la iglesia que representan. En la actualidad la Iglesia Católica Romana es acusada de escándalos y censura a causa de los sacerdotes pedófilos, que, aunque son pocos, los escándalos trascienden en todos los continentes, siendo estos una piedra en el zapato para el clero. Las causas que originan este problema de homosexualidad y pedofilia en los sacerdotes es originado por la imposición radical de un celibato arbitrario, que no tienen apoyo bíblico, ni lógico, ni natural, pues el apóstol Pablo establece que, si alguno quiere quedarse célibe, que lo haga por convicción y no por imposición (1 Corintios 7:26-27), porque a Dios se le puede servir casado o soltero. ¿Acaso no fue San Pedro casado? Dice la Biblia que tenía suegra (Mateo 8:14 Lucas 4:38).

Respecto a la iglesia evangélica, el problema es diferente. No abundan muchos casos de pederastia y homosexualidad, pero sí prevalece los escándalos por adulterio, fornicación y  abusos sexuales de pastores con mujeres[1], siendo esto mucho más grave cuando los mismos  son casados, y a escondidas tienen una amante, lo que los convierte en “manchas en nuestros ágapes” (Judas1:12). Dice la Biblia que los adúlteros y fornicarios no heredaran el reino de Dios claramente (1 Corintios 6:9-10). Tristemente por causa de los muchos escándalos morales de unos pocos ministros evangélicos, algunos muy famosos, los detractores del evangelio han hecho escarnio de la Iglesia Evangélicas, y muchos creyentes se han vuelto al mundo, renegando de la iglesia por culpa de unos pocos sinvergüenzas. Estos escándalos morales les han dado argumentos a los enemigos del evangelio para poner en tela de juicio el testimonio y poder de Jesucristo, y por una minoría de pastores corruptos, se desacredita el testimonio de una gran mayoría que los que vive de acuerdo a los postulados del evangelio.

Los ministros del evangelio que adulteran, fornican, y se enriquecen explotando la fe, son reos del juicio de Dios, pues Jesús afirmó: “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar” Mateo 18:6. En esta afirmación Jesús los condena rotundamente, porque los escándalos morales y mercantiles de los pastores corruptos son tropiezo para muchos, y mejor le seria morirse, si no se arrepienten.

Es ahí cuando la Biblia da una sentencia dura para los tales en Hebreos 10:26:27 que dice: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios”. Y más adelante el Señor advierte que: “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” (Hebreos 10:31).

Una de las preguntas que algo cuando veo que los ministros del evangelio y sacerdotes cometen estas acciones es: ¿Cómo pueden hacer tales cosas conociendo la palabra de Dios y sabiendo el juicio que les espera? Es ahí cuando solamente encuentro una respuesta, que, por persistir en el pecado, y no escuchar la voz del Espíritu Santo, “no aprobaron tener en cuenta a Dios, (por lo que) Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;” (Romanos es1:28) y aunque tiene apariencia de piedad (2 Timoteo 3:5) entran por las casas llevando cautivas a las mujeres cargadas de pecados (2 Timoteo 3:6).

Es preocupante la decadencia moral de la sociedad, pero mucho más preocupante es la crisis moral de los líderes religiosos, por lo cual, se necesita restaurar la santidad dentro del ministerio, y enfrentar con firmeza a aquellos que viven al margen de las demandas de Jesús, y de los cuales dice la palabra que hay que reprenderlo y amonestarlos para que los demás teman (1 Timoteo 5:20).

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

 

 

 

[1]https://www.sanandolatierra.org/10-pastores-cayeron-adulterio/

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Adulterio, Pastor. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LOS ESCANDALOS RELIGIOSOS

  1. Cici dijo:

    El orden de las palabras no alteran el producto . El producto o resultado es lo que vale .

  2. Pingback: LOS ESCANDALOS RELIGIOSOS – Informador News NC

  3. mapo dijo:

    No se puede tapar el sol son un dedo, las Escrituras son claras, no hay secreto oculto, que no haya de manifestarse. Si tenemos techo de cristal, no lancemos piedras a nuestro vecino. De uno y otro bando, Católicos y evangélicos, cuando aman el pecado, se coluden con el engaño; y viven una vida de apariencia, predican, exhortan a sus adeptos; pero ellos no se dan por aludidos. Sin dudad el día del Señor vendrá, Allí será el lloro y el crujir de dientes. La salvación es personal, corramos por nuestras vidas en pos de Cristo, Y NO DE LOS HOMBRES FALSEADOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.