Sabiduría carnal y la sabiduría espiritual

(RECIBIDO POR INTERNET. AUTOR DESCONOCIDO) 

El mandamiento de nuestro Señor Jesucristo: “venid en pos de mi, y os hare pescadores de hombres” (Mt. 4:19), implica un renunciar a nuestra propia sabiduría. La sabiduría humana no puede ser nuestra guía (Mt. 16:24); debemos negarnos nosotros mismos. Pablo rehusó predicar con sabiduría humana (1 Cor. 1:17), y tampoco siguió las reglas de la sabiduría carnal. Por lo tanto, oh alma mía, renuncia a tu propia sabiduría. Busca la sabiduría que viene de lo alto; procura predicar las palabras del Dios vivo y no las tuyas. Una vez que hayas  determinado seguir en esta dirección, orando para no predicar de acuerdo a tu propia sabiduría y razón natural, recibirás la señal de la bendición de Dios.

No tomes el sendero de la razón natural ni sigas las reglas de la sabiduría carnal. Su argumento siempre será: “ sálvate a ti mismo. Protege tu honor y tu reputación frente a los demás. Si hablas con franqueza te llamaran alborotador y tu predicación será tildada de reaccionaria. Todas las iglesias tendrán pavor de ti como si fueras un monstruo que les manda al infierno con su predicación, y por eso no te van a aceptar en ninguna parte ni podrás  establecerte en algún lugar. Nunca vas a ser del agrado de aquel hombre que gran influencia en la iglesia. Después de todo, la predicación directa no es la manera de ganarse a las personas porque los amedrenta desde el mismo comienzo. En lugar de hacer esto, deberías atraerle poco a poco mediante una gran delicadeza, por lo menos al principio. Porque esta generación no es capaz de resistir la doctrina que tu predicas”.

Mas bien, escucha y sigue las reglas de la sabiduría que viene de lo alto: “porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios”(1 Cor. 3.19). Aquello que es tenido en mucha estima entre los hombres es nada ante los ojos de Dios. La sabiduría que viene de lo alto nos dice que debemos negarnos a nosotros mismos ( M. 16:24; Lc. 14:26). No podemos buscar honor, reputación, aclamación y otros encantos terrenales. La sabiduría celestial nos dice que sin importar la manera en que quiera llamarnos la gente, todavía tenemos que cumplir este deber: “clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado” (Is. 58.1). la sabiduría divina nos dice:”no sois mucho sabios según  la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles” los que son llamados (1 Cor.1:26), sino que lo necio del mundo escogió dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es” (1 Cor. 1:27-28). “Les hablaras, pues, mis palabras, escuchen o dejen de escuchar; porque son muy rebeldes”(EZ. “2:7). La sabiduría de Dios te mostrara reglas contrarias a la de la sabiduría carnal, y lo que dice la sabiduría que es de lo alto.

De esta manera puedes ver como la sabiduría carnal, aunque habla de manera convincente y con mucha razón aparente, es bastante contraria a la sabiduría que es de lo alto (Stg. 3:15-18). Promete grandes   ventajas a los que la siguen, pero sus promesas nunca son cumplidas. Amenaza con gran calamidad a quienes la desafían, pero sus amenazas tampoco se hacen realidad todas las veces. Hace de montículos montañas y de montañas montículos. Por lo tanto, tu rechaza la sabiduría del mundo, porque es insensatez para con Dios. El precepto carnal nos quiere infundir temor de los que solo pueden matar el cuerpo, y eso que ni siquiera lo están haciendo mucho en estos días. La sabiduría mundana también nos precisaría desprendernos del temor verdadero de Dios, pero recuerda esto y  úsalo  para fortalecerte: “ El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en Jehová será exaltado” (Pr. 29:25). Nunca procures hacerte al lucro temporal poniendo en peligro tu alma, sino “Espera en Jehová, y guarda su camino, y el te exaltara para heredar la tierra; cuando sean destruidos los pecadores.   

Sabiduría Carnal Tu cuerpo es débil; no lo desgaste porque no puedes resistir trabajos pesados, trajín y estrés. Cuida de ti mismo.

Trabaja con diligencia para adquirir fluidez y elocuencia  en tu manera de hablar; el estilo fino es muy atractivo y sin él todos tendrán en poca estima tu predicación.

Trata de ser suave y reposado en tu predicación no ataques los pecados particulares del medio o de las personas a quienes predicas.

Si no eres sutil tus oyentes se irritaran contra ti y pueden crearte problemas.  Sería muy necio de tu parte que hablaras con arrojo a una generación como esta, que hasta en su aspecto exterior es desagradable.

Corres riesgo al hablar con franqueza  y mencionar problemas específicos;  puede haber en ello más peligro del que supone

Sabiduría EspiritualTu cuerpo es de Dios al igual que tu espíritu; no impidas que sea usado para que Dios sea glorificado: porque habéis sido comprado por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo.

(1 Cor.6:20). Pablo dijo que había estado en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez(2 Cor. 11:27)

Pero Dios “da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna” (Is.  40:29). esto es algo que tú mismo has experimentado.

Cristo te envió a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras(1 de Co 1:17).  No prediques” con excelencia de palabras o de sabiduría” (1 de  Cor. 2:1). Tu mensaje y predicación no deberían “ser  con palabras de persuasivas de humana sabiduría” (1 Cor. 2:4).

Clama a vos en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.(Is.  58:1).” Mejor  es reprensión  manifiesta  que amor oculto”(pr. 27:5). Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.(2 de ti. 2:15).

 Serás percibido como un insensato y como un monstruo; serás llamado quejumbroso y perderás tu reputación y prestigio, lo cual necesitas preservar. La gente te probara y aborrecerá; ¿para qué quedar expuesto a tales trances?

En especial, las personas importantes se van a ofender a no ser que le hables con halagos y aprendas a complacer sus gustos. A demás, si estas personas que son sabias y poderosas te menosprecian, ¿Qué respeto vas a tener por ti mismo?

Nuestro pueblo acaba de salir de la jerarquía opresora de una iglesia estatal. No es su deseo que ciertos pecados sean revelados ni que se vuelvan abrir  heridas viejas. Tampoco puede soportar ciertas doctrinas. Algo mejor para ellos seria la enseñanza de doctrinas más benignas. Evita todas las cosas negativas, la doctrina que tenga tales cosas puede hacerles mucho daño y nada de bien.

Si llegas a predicar tales cosas, la prudencia requiere que hables de ellas con mucha cautela. Si la conciencia dice que debes hablar, hazlo de una manera encubierta, para que no ofendas demasiado a la gente. Esto tiene una importancia especial con respecto a personas que son jóvenes en la fe. Toma todo el tiempo que se requiera para exponerles a las verdades duras y suavizarles  todo lo posible; no quieres que los creyentes nuevos salgan corriendo espantados.

En especial debe ser agradable para quienes tienen la mayor influencia en la iglesia, por lo menos hasta que estés bien instalado y asegurado con holgura de salario. De otra manera, vas a tener que estar buscando empleo todo el tiempo porque las iglesias se van a amilanar contigo y no te van a llamar  ¿de qué vas a vivir entonces? Por lo tanto, la predicación franca y directa puede ir en detrimento de tu manutención. Un proceder más sutil te asegurara un ministerio más amplio.”

 El que reprende al hombre, hallara después mayor gracia que el que lisonjea con la lengua (Pr. 28.23). 

Esto es algo que he experimentado. “He aquí yo hecho tu rostro fuerte contra el rostro de ellos , y tu frente fuerte contra sus frentes…no los temas, ni tengas miedo delante de ellos; porque son casa rebelde”( Ez. 3:8,9).la experiencia también confirma que esto es una realidad .

“El que camina en integridad anda confiado”(Pr. 10: 9)”. El que en integridad camina será salvo”(Pr.18.28).

“…si alguno entre vosotros se cree sabio…hágase ignorante para que llegue  ser sabio” (1 de Co. 3:18) “…hemos llegado a ser espectáculo al mundo… Nosotros somos insensatos por amor de Cristo” (1 de Co.  4:9-10)” el siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán (Jn.  15:20).  ¿Qué importa lo que la gente diga de ti? después de todo muchos dijeron de Jesús: “demonio tiene, y esta fuera de sí” (Jn. 10:20).

El dijo: “ si alguno quiere venir en pos de mi, tome su cruz, y sígame”( Mt. 16:24) “ si al mundo os aborrece saber que am i me ha aborrecido antes que a vosotros”  dice nuestro señor (Jn. 15:18). 

No hare ahora acepción de personas, ni usare con nadie de títulos lisonjeros. Porque no se hablar lisonjas: de otra manera, en breve mi hacedor me consumiría” (Job  32: 21,22).

“¿acaso  has creído en el alguno de los gobernantes, o de los fariseos?”(Jn. 7:48)

“mirad, hermanos,  vuestra vocación, que no sois mucho sabios según la carne, ni muchos poderosos ni muchos nobles” (1 de Co. 1:26). “Hablare de tus testimonios  delante de los reyes, y no me avergonzare” (sal.  119:46);  “si hacéis acepción de personas, cometéis  pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores” (Stg. 2:9).

 “Les hablaras, pues mis palabras, escuchen o dejen de escuchar; porque son muy rebeldes” (Ez. 2:7) “oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestaras de mi parte. Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás;  y tu no le amonestares ni le hablares,  para que el impío sea  apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandare de tu mano” (Ez. 3:17-18) vive Jehová, que lo que Jehová me hablare, eso diré” (1 R. 22:14).

“Clama a voz en cuello, no te detengas…” (Is. 58:1)  “maldito que hiciere indolentemente la obra de Jehová” ( Jer. 48:10). “Antes  bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, si no por la manifestación de la verdad recomendándolos a toda conciencia humana delante de Dios “ (2  Co. 4:2). Pedro, en su predicación a incrédulos en el primer sermón  de la era cristiana, dijo a los indagadores judíos: “ a este ( Hombre), … prendisteis y matasteis  por manos de inicuos, crucificándole”

 (Hch. 2:23). “ Me es necesario hacer las obras del que me envío, entre tanto que el día dura; la noche viene cuando nadie puede trabajar” (Jn. 9:4).

“Hacer acepción de personas no es bueno; hasta por un bocado de pan prevaricara el hombre” (Pr. 18:21)  “hágase la voluntad del Señor. (Hch. 21:14-15) Dios ha “ha prefijado el orden de [tus] tiempos y los limites de [tu] habitación” (Hch. 46:10). “Mi consejo permanecerá, y hare todo lo que quiero” (Is.  46:10).” Dios hace habitar en familia a los desamparados … mas lo rebelde habitan en tierra seca ( Sal. 68:6). “ El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones; mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa (Pr. 28:20). “El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en Jehová será exaltado” (Pr. 29:25). 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Sabiduria. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sabiduría carnal y la sabiduría espiritual

  1. orlando zerga dijo:

    de verdadesta enseñanza es muy buena ojala todos los predicaran asi pero hay algunos q predican para agradar al hombre para que no se valla de su congregacion por eso que hay muchas enfermas

  2. Joaquin Gorreta dijo:

    . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.

    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.

    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.

    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.