EL QUE LO DA TODO POR AMOR ES BENDECIDO

Nunca digas que no puedes… 

Solo busca la SOLUCIÓN!!!! 
 Un profesional desempleado despertó una mañana y revisó su bolsillo. Todo lo que le quedaba eran solamnte $10 dólares. Decidió utilizarlos para comprar comida y esperar así la hora de morir, ya que era demasiado orgulloso como para pedir limosna.  Estaba  frustrado por no encontrar empleo y no tenía a nadie que pudiera ayudarle.
Compró su comida y en cuanto se sentó a comer apareció un anciano con dos pequeños niños que se le acercaron y le pidieron que les diera un poco de comida, ya que no habían comido en casi una semana.  El profesional los miró detenidamente. Los tres estaban tan flacos que se les notaban los huesos. Sus ojos se les habían hundido debido al hambre. Con el último pedazo de compasión que le quedaba, les dio su comida. Entonces el anciano y los niños oraron para que Dios le diera bendiciones y prosperidad, y sacando una moneda vieja de su bolso, le dio. La una moneda muy antigua, y se miraba oscurecida por el moho. El joven profesional les dijo: “Gracias por la moneda pero ustedes necesitan esa oración más que yo” y se marcho del lugar.
Sin dinero, sin empleo y sin comida, el joven fue debajo de un puente a descansar y esperar la hora de su muerte. Estaba completamente deprimido. De pronto un sueño le invadió, y  cuando estaba a punto de quedarse dormido,  vio un Viejo periódico en el suelo y lo levantó, y de repente leyó un anuncio para todos aquellos  que tuvieran monedas antiguas las llevaran a cierta dirección y se les compraría. Levantándose, decidió ir a ese lugar con la moneda antigua que el anciano le había dado. Al llegar al lugar, le dio la moneda al propietario del lugar. El propietario  asombrado gritó y sacando un gran libro, y le mostró al joven graduado una foto de esa moneda y su valor dejo asustado al joven que palideció, la moneda, valía nada menos que  3 millones de dólares. El joven graduado estaba muy emocionado, mientras el propietario le dio un cheque certificado por el valor de los 3 millones. El joven cobró el dinero, y se fue en búsqueda del anciano y los niños para recompensarle. Pero cuando llegó a donde los había dejado comiendo, ya no estaban. Acercándose al dueño de una cantina, le pregunto si conocía al anciano y los dos niños y este le dijo que no los conocía y nunca los había visto por ahí, pero antes de irse le habían dejado una nota para Ud. Rápidamente abrió la nota pensando que averiguaría donde encontrarlos. Pero cuán grande fue su sorpresa al leer la nota, la cual decía: “Nos diste todo lo que tenías, y te hemos recompensado con la misma moneda. Firman: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. 1 Reyes 17:10-16; Mateo 11:28-30.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Anecdotas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.