ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA PARTE -8-

Dionisio Villegas

(Una refutación al punto filosófico Post-Tribulación)

(Sección – refutación del autor)

Puntos claves: Refutando: (5)

(1) El primer punto clave a observar seria, que en Mateo 24.31 no se mencionan a muertos siendo resucitados, porque los ángeles no tienen potestad de dar órdenes a los muertos y que estos sean resucitados. Por lo tanto, si este “principio” mencionado es violado, se cae entonces en un grave error teológico, “POR DECIR” que Mateo 24.31 concierne al rapto de la Iglesia; YA QUE los muertos en Cristo no pueden ser resucitados mediante ángeles. (tome nota de esto y clávela enfrente de su escritorio)

(suponiendo lo contrario)
Si Pablo hubiese repetido las mismas palabras de (Mateo 24.31), para citar a (1 Tesalonicenses 4:16-17), él entonces habría a la vez introducido “una herejía” a la Iglesia primitiva; porque los muertos en ninguna manera son resucitados mediante ángeles, esa prerrogativa solo es dada a Dios. Pero como él no hablaba por sí mismo, sino por inspiración del Espíritu Santo, el problema definitivamente fue evitado. Gloria a su nombre!

(2) El segundo punto clave a observar seria, que cuando Cristo viene en su segunda venida, Él afirma SUS PIES en el monte de los Olivos, de donde Él fue alzado al cielo (Zacarías 14:4). Y también Él es visto por todos “y todo ojo le vera” (Apocalipsis 1:7) En Mateo 24.27 se nos dice que su segunda venida es gloriosa y su señal será vista por todos, “como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente” (Mateo 24.27)

======================================================
Nota:  Algunos erróneamente han dicho que la segunda venida del Señor Jesucristo (Yeshúa) será transmitida a todo color en todos los medios de comunicación alrededor del mundo, por el hecho de la tecnología de cámaras y satélites. Pues permítanme decir que eso no será posible. Porque aquel “GRAN TERREMOTO” descrito en (Apocalipsis 6.12-17), este derribaría todo tipo de servicio eléctrico y telefónico, incluyendo aquellos satélites que circunden el espacio. Lo cual, será imposible una transmisión en vivo como se ha mal interpretado por los entusiastas de la profecía.

Veamos esta otra cita: “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.” (Mateo 24.29-30)

Nótese el adverbio de tiempo “entonces” para evitar confusión, este aparece dos veces, lo cual da a entender que la señal de la segunda venida de Cristo, sucede justo después del gran terremoto, y la caída de estrellas derretidas, lo que significa que la tecnología para ese entonces habrá sido reducida a escombros. La tierra estará en completa oscuridad, sin luz de sol y de luna,  y sin luz eléctrica. Por lo tanto cuando dice: “He aquí que viene con las nubes, y TODO OJO LE VERÁ” (Apocalipsis 1.7) obviamente se está refiriendo a la gran señal del relámpago de (Mateo 24.27; 24.30)
======================================================

Mas sin embargo, el evento que marca el arrebatamiento de la Iglesia (que por cierto es sin previo aviso) según la parábola de las diez vírgenes (Mateo 25.1-13), este es descrito muy diferente al otro: Cristo no desciende hasta la tierra, Él no toca tierra con sus pies como se ve en su segunda venida afirmando sus pies en el monte de los olivos, sino que dice: “…seremos arrebatados juntamente con ellos EN LAS NUBES para recibir al Señor EN EL AIRE, y así estaremos siempre con el Señor.”  (1 Tesalonicenses 4:17)

(3) Y el tercer punto a observar seria, que la parábola de las diez vírgenes, dice: “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.” (Mateo 25.13) Lo que significa que el arrebatamiento será sin previo aviso. Mas sin embargo, no sucederá así en su segunda venida; porque la gran tribulación estaría marcando el tiempo de la semana setenta (70) de Daniel, que son siete (7) años, los cuales se dividen en dos periodos de tres años y medio cada uno basándose en el calendario judío lunar de 30 días por mes.

El primer periodo es de paz, mas el segundo, este desencadenaría la gran persecución y asolamiento en toda Israel, esto es según el establecimiento de la abominación desoladora por parte del anticristo (ver Daniel 9:27). Siendo pues, que llegando cerca del final de la gran tribulación, justamente cuando Cristo ya haya descendido en Israel, el anticristo entonces planea el ataque final (por cierto suicida) contra Jerusalén, culminando con la gran “batalla fallida del Armagedón”, para luego terminar “estrenando” el ardiente lago de fuego, junto con el falso profeta. (Apocalipsis 19:19-21) El asunto es real porque ya fue revelado con detalles. Todos estos detalles no se deben dejar pasar por alto cuando se estudia la profecía.

Entonces como podemos ver, su segunda venida no debe ser interpretada como un evento sin aviso; ya que para entonces habrán ciertos eventos que marcarían el final de los días, con la confirmación del “falso pacto de paz” al principio de la semana 70. Y la manifestación descarada del anticristo a la mitad de la semana, con la abominación desoladora. Esto significa que el anticristo no será visto (identificado) como el anticristo, sino hasta que él introduzca la abominación desoladora en el tercer templo.

El tema es muy amplio y por falta de tiempo no puedo presentar otros puntos importantes como base, como lo es la simbología en aquella señal de la mujer en cinta de (Apocalipsis 12), Que ayuda a identificar correctamente al pueblo judío (y no la Iglesia) siendo salvado mediante la huida al desierto, un lugar preparado donde la mujer es sustentada, por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. (tres años y medio del calendario judío lunar)

Sucede justamente a la mitad de la semana 70 de Daniel, justamente cuando el anticristo decide profanar el tercer templo, con la abominación desoladora. Esta fue la señal que dio el Señor para la huida al desierto. El versículo clave para entender de quien se habla en la señal de Apocalipsis 12, es el v.20 de Mateo 24. “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo.” (Mateo 24.20)

Muchos incluyendo la ala (mid-tribulacionista) han “mal interpretado” estos pasajes para argumentar, que es la Iglesia, y no Israel siendo sacada al desierto del peligro del anticristo durante la gran tribulación. Mas sin embargo, el ataque descrito en (Apocalipsis 12) es un evento dirigido principalmente al pueblo judío, el pueblo de donde vino el Mesías.

Después de aquella gran derrota por parte de Miguel, El dragón entonces decide perseguir a los descendientes de la mujer, el cual es Israel. ¿No le suena esto familiar con lo que comenzó en el año 70 y la destrucción de Jerusalén, la expulsión de los judíos de su tierra, el odio de la Santa inquisición,  y el holocausto Nazi? (si Dios me concede en otra oportunidad estaré abordando Apocalipsis 12 para explicar la simbología de la mujer en cinta)

NO, DEFINITIVAMENTE USTED NO PUEDE BUSCAR EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA EN (Mateo 24), porque todo lo descrito ahí corresponde exclusivamente al pueblo judío. La respuesta extensa que dió el Señor a sus discípulos es prueba de ello, ya que en ella Él deja establecido el orden de cómo y cuándo “el reino davídico” debía finalmente ser restaurado.  Naturalmente su presencia en la tierra es vital para lograr el cometido, y por lo tanto, su venida visible debía ser mencionada en su respuesta para alentar adecuadamente a sus discípulos.

También es necesario esclarecer, que en Mateo 24 el Señor no estaba contestando una pregunta acerca de la resurrección de los santos del Antiguo Testamento, como para querer “vincular” su respuesta con su inminente venida a las nubes por su Iglesia. Así que, NO y NO la cita de Mateo 24 no es el lugar adecuado a donde usted debe buscar.

Si usted quiere ver el arrebatamiento de la Iglesia en la Biblia, entonces búsquelo en (Juan 14.1-4) que dice: “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.” (Juan14.1-4)

¿Se fijo? La escritura dice bien claro “os tomare a mí mismo”, y el destino del viaje es el cielo mismo, a la presencia del Señor. Mas sin embargo en (Mateo 24.31) él cambia su versión, para decir: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.” (Mateo 24.31)

Estos escogidos aquí obviamente son los hijos de Israel. Ahora considere este otro pasaje pero véalo con la lupa espiritual del Espíritu, y no con la lupa de Agustín, o la lupa del joven abogado de 26 años, Calvino, y entonces usted se dará cuenta de quién se refería el Señor en Mateo 24.31. “Entonces acontecerá en aquel día que el Señor ha de recobrar de nuevo con su mano, por segunda vez, al remanente de su pueblo que haya quedado, de Asiria, de Egipto, de Patros, de Cus, de Elam, de Sinar, de Hamat, y de las islas del mar. Alzará un estandarte ante las naciones, reunirá a los desterrados de Israel, y juntará a los dispersos de Judá de los cuatro confines de la tierra.” (Isaías 11.11-12- LBLA)

Por supuesto que Israel también estará experimentando su propia resurrección gloriosa al final de los días. Pero eso sí, la orden que se dará para que salgan los muertos de los sepulcros definitivamente que no vendrá de ningún ángel creado, sino que, directamente del Mesías.

Pregunto entonces: ¿Cuántas notas tomó ya desde que comenzó el estudio?

—————————-

CONTINUARA EN (PARTE -9-)

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Arrebatamiento, Tribulación, Ultimos Tiempos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA PARTE -8-

  1. Mony Aguilera dijo:

    Exelente explicacion!

  2. manuel dijo:

    Si la Iglesia pasa o no por la Gran Tribulación, para un cristiano verdadero no debe representar un problema. Estigmatizar a unos y a otros desgastándose en argumentos no es sano, solo habla de inmadurez, falta de humildad, típico de líderes del mundo evangélico y sus disputas básicas que no aportan nada ., Bendiciones

    • Frank Latimer dijo:

      Eso es lo que yo llamo sabiduría y prudencia; claro …un maestro no puede decir la verdad…que es que no sabe nada …o bien que el futuro es muy …muy feo para quien tenga su esperanza aquí en la tierra .. .y aún siendo salvo…no espera el cielo como lo suyo y lo venidero donde la darn su parte …sino una buena vida aquí y ahora …y esos son los que financian todo , el que se dedica al cielo no financia nada …así que …obviamente la enseñanza respecto al futuro es la que es .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .