LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS (PARTE 2)

¿Qué Está Diciendo Dios?

Por Dr. David R. Reagan

¡Pandemia!

Volviendo a la Pregunta:, ¿Qué tiene que ver todo esto con la pandemia mundial de hoy? Desde mediados de la década de 1970, Dios ha estado levantando voces proféticas en todo el mundo, que han llamado a la gente al arrepentimiento. Además, ha estado enviando juicios correctivos para llamar la atención de la gente, para motivarlas al arrepentimiento.

Tomemos a nuestra nación por ejemplo. En mi libro, Voces Proféticas de Dios para Estados Unidos (2017), identifiqué 13 profetas que Dios ha levantado (cuatro en el pasado, y nueve en el presente) para llamar a nuestra nación al arrepentimiento, uno de los cuales era extranjero: Aleksandr Solzhenitsyn. Este gran autor ruso, fue expulsado de su tierra natal después de que revelara la persecución soviética del pueblo ruso en los campos de concentración del gulag, ubicados principalmente en Siberia.

Vino a los Estados Unidos y se estableció en Vermont. En 1978, la Universidad de Harvard lo invitó a ser su orador en la ceremonia de graduación. Llegó al campo como un héroe y se fue como un paria. En lugar de pronunciar un discurso que condenara al comunismo, se centró en los pecados de Estados Unidos, denunciando nuestro materialismo de forma tajante. Profetizó que, como los comunistas que habían sometido a Rusia a un auténtico infierno, nuestros líderes habían olvidado a Dios.

La intelectualidad de Harvard estaba indignada. Lo abuchearon y lo desestimaron como un “reaccionario zarista”.

Dios ha continuado enviándonos voces proféticas y, nosotros, como nación, hemos seguido haciendo oídos sordos a sus ruegos de arrepentimiento y sus advertencias de destrucción inminente. Dios también ha enviado juicios correctivos, como la Guerra de Vietnam, el Huracán Katrina, incendios forestales, líderes impíos y, ahora, la pandemia que está matando a la gente y devastando nuestra economía.

También se han producido juicios correctivos en todo el mundo. consideremos, por ejemplo, los incendios forestales en Australia, la invasión de langostas en África, la epidemia de terremotos a lo largo del “anillo de fuego”, y ahora la pandemia del virus.

REBELIÓN E INDIFERENCIA MUNDIAL

La rebelión contra Dios y Su Palabra también se ha convertido en una pandemia mundial. Esto es el cumplimiento de las profecías bíblicas sobre los tiempos del fin. Jesús mismo dijo que regresaría en un momento cuando la sociedad llegaría a ser tan malvada como lo era en los días de Noé (Mateo 24:37). Si lee Génesis 6, verá que las características fundamentales de la sociedad de Noé eran la violencia y la inmoralidad. Eso es exactamente lo que vemos en nuestra nación hoy y en todo el mundo. en resumen, hemos llegado.

Creo que Dios está hablándonos a través de la pandemia del virus — advirtiéndonos de Su ira inminente. Está gritando desde los cielos que estamos en el umbral de la Tribulación, cuando derramará Su ira sobre todas las personas y naciones rebeldes en la tierra.

Eso, a su vez, significa que el Rapto está a punto de ocurrir — el evento que se describe en detalle en 1 Tesalonicenses 4:13-18, cuando Jesús vendrá por Su Iglesia, tanto los vivos como los muertos, para librarlos del mundo antes de que la ira de Dios se derrame (1 Tesalonicenses 1:10).

¿Está alguien escuchando? ¿A alguien le importa? El mundo se burla de las voces proféticas y de los juicios correctivos.

LA ACTITUD ESTADOUNIDENSE

Los estadounidenses están entre los peores. Hasta ahora, hemos respondido a voces proféticas como David Wilkerson con burlas, y a los juicios correctivos, como el 11/S con patriotismo. Pero Dios está llamando al arrepentimiento, no a expresiones de grandeza nacional.

¿Cree que fue sólo una coincidencia que Dios permitió que los terroristas del 11/S atacaran los dos símbolos del orgullo estadounidense: las Torres Gemelas, en la ciudad de Nueva York, y el Pentágono? Las Torres Gemelas representaban nuestra riqueza, y el Pentágono, nuestro poder militar.

Personalmente, siempre he creído que el juicio final de Dios sobre nuestra nación sería la destrucción de nuestra economía. ¿Por qué? Porque el Todopoderoso Dólar se ha convertido en el verdadero dios de los Estados Unidos.

El verdadero Dios de este universo — el que era el Dios de los Estados Unidos hasta la década de 1960 — es un Dios celoso (Deuteronomio 4:24), que odia la idolatría (Éxodo 34:14) y no la tolerará. Nos hemos convertido en una sociedad completamente materialista con un dios falso, y creo que el Dios verdadero va a destruir a nuestro falso.

Podemos estar agradecidos de que el Dios verdadero es muy paciente y lento para la ira. De lo contrario, nos habría destruido mucho antes. Considere las palabras del profeta hebreo, Nahúm, en el capítulo uno de su profecía:

2) Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos.

3) Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable…

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en David R. Reagan, Pandemia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .