Y DESPUES DE LA MUERTE….¿QUE?

Arnulfo Roman

El apóstol Juan dijo: “Y no os maravilléis de esto porque vendrá la hora en que todos los que duermen en los sepulcros oirán su voz (de Jesús) y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida eterna y los que hicieron lo malo, a resurrección de muerte eterna” Juan 5 28,29.

Aparentemente aquí se está hablando de un evento, pero en realidad se está hablando de dos eventos separados.- La resurrección de los que hicieron lo bueno será en ocasión de la venida de Cristo, y la de los impíos será después del milenio.- Esto lo explica el apóstol Pablo en la siguiente cita: “Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor; porque nosotros los que estemos vivos (cuando Cristo venga) no nos adelantaremos a los que han muerto , porque el mismo Señor con voz de arcángel y trompeta de Dios descenderá del cielo Y LOS MUERTOS EN CRISTO (los justos) resucitarán  primero, luego nosotros, los que estemos vivos seremos arrebatados al cielo JUNTAMENTE con ellos y así estaremos para siempre con el Señor.   1ª. Tesalonicenses 4:15-17.

¿Qué pasará con los impíos que estén vivos el día de la venida de Cristo?   Ellos dirán a los montes y a las peñas “caed sobre nosotros y escondednos del rostro de aquel que viene sentado en el trono de su padre porque la hora de su juicio ha llegado.   Apocalipsis 6:16 Jesús viene y se  lleva a sus  santos;  tanto los vivos  como los que han muerto.-   Los impíos muertos no resucitan y los que estén vivos morirán con el resplandor de su venida.- Entonces cuando resucitan los impíos?                                                   Pero los otros muertos (los impíos) no volvieron a vivir hasta que se cumplan los mil años (Apoc. 20:5) y al final serán destruidos para siempre según cuenta el resto del relato de este capítulo. Tal como podemos ver, la muerte para el justo no es el fin sino un “hasta luego” porque tiene la esperanza de la resurrección. –

El apóstol Pablo nos consuela con las siguientes palabras: “Tampoco hermanos, queremos que ignoréis acerca de los que duermen (en sus tumbas) para que no os entristezcáis como aquellos (los impíos) que no tienen esperanza. porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá a la vida a todos aquellos que han muerto creyendo en él.  1ª.Tesalonicenses 4:13,14.-  .

UNA EXPERIENCIA PERSONAL: Cuando era niño, recuerdo cuando algún vecino moría, cómo lloraban sus familiares sin consuelo y con un dolor desgarrador que algunos no soportaban y perdían en conocimiento.-   Ya de adulto, cuando conocí al señor, he tenido la oportunidad de asistir al sepelio de algunos de nuestros hermanos en la fe y he visto la gran diferencia.- Aunque el dolor es fuerte, he visto pocas lágrimas y un poco de tristeza reflejada en el rostro de sus familiares y de sus hermanos en la fe….! ¡Qué gran diferencia! ¿Por qué? Porque tienen la esperanza de la resurrección; esperanza que desafortunadamente no tienen aquellos que se negaron en vida a seguir y obedecer la Palabra de Dios. Mueren sin esperanza.   Cuando una persona se niega obedecer la Palabra de Dios, él la considera muerta; Por eso cuando una creyente quiso seguir a Jesús y le dijo que lo esperar un poco mientras él enterraba a su padre, Jesús le dijo: “Deja que los muertos entierren a sus muerto, y tu, ven y sígueme  ”Mateo 8:21,22   En cambio, cuando una persona sigue y obedece el Evangelio, ese título de “muerto” se le es quitado. “De cierto, de cierto os digo, el que oye (obedece) mi palabra y cree en el que me envió, tiene vida eterna y no vendrá a condenación, porque ha pasado de muerte a vida.   Juan 5:24                                       La muerte es dolorosa para los deudos, bien sea que el difunto sea salvo o que muera sin esperanza, pero el dolor del deudo del que muere con esperanza es más llevadero, pero para el que muere sin esperanza, el dolor es insoportable. Por eso, AHORA EN VIDA es que tenemos que tomar una decisión. Jesús nos invita a obedecerle.                                Josué le dió un ultimátum al pueblo de Dios cuando en una ocasión querían apartarse de los caminos del Señor.- Les dijo: “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quien servís, si a Jehová o a los dioses paganos, pero yo y mi casa serviremos a Jehová”  Josué 24:15. Ya antes les había hecho el mismo reto. “A los cielos y la tierra pongo hoy por testigos contra vosotros que os he puesto delante de vosotros la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escogeos pues la vida para que vivas tu y tu descendencia”  Deuteronomio 30:19.

 

 

 

 

 

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Muerte. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .