Y LA MUJER DE POTIFAR LE GRITÓ A JOSÉ: “EL VIOLADOR ERES TÚ” (TERCERA PARTE)

Jesús Guerrero Corpas

EL FIN QUE BUSCA EL FEMINISMO RADICAL: EL ODIO AL HOMBRE

Lo que estamos observando en estos tiempos a nivel mundial no es una lucha por la igualdad por la que tanto se esforzó el feminismo original del siglo XX. Ahora lo que vemos es una batalla a favor de la supremacía feminista que se alimenta del rencor, del odio acumulado y de experiencias personales dolorosas e incluso traumáticas, que se está transmitiendo a las generaciones más jóvenes, haciéndoles creer que todo hombre heterosexual como individuo es un maltratador, un asesino y un violador. De ahí que últimamente se lean en los medios de comunicación esos eslóganes tan llamativos como “El matrimonio es la manera que tiene el heteropatriarcado de someter a las mujeres y de obligarlas a tener hijos” y “La heterosexualidad es peligrosa”, señalando que lo mejor sería abolir el matrimonio y la familia heterosexual. Incluso Aurelia Vera, una profesora socialista del PSOE le dijo a sus alumnos menores de edad que “a los niños habría que castrarlos al nacer, pero de forma selectiva, para evitar la extinción de la especie”[1]. Luego dijo para defenderse que sus palabras estaban sacadas de contexto. Claro. Ha sido denunciada ante los juzgados.

Hemos llegado a tal grado de ridiculez que Elizabeth Banks, la directora de la nueva película de “Los ángeles de Charlie” (2019), considera que la culpa de que haya sido un fracaso en taquilla no tiene su origen en que sea un mal largometraje sino en  el machismo imperante de la sociedad. Verdaderamente absurdo. Si una película es mala, es mala. ¿O es que ahora las protagonizadas por Adam Sandler, por ser hombre, son obras de arte, cuando suelen ser todo lo contrario? Por otro lado, nos podemos encontrar a muchas actrices extraordinarias interpretando grandes papeles en la última década. Algunos ejemplos son Charlize Theron en Mad Max: Fury Road, Cate Blanchett en Blue Jasmine, Daisy Ridley en la nueva saga de Star Wars, Amy Dunne en Perdida, Gal Gadot en Wonder Woman, Jennifer Lawrence en Los juegos del hambre, Frances McDorman en Tres anuncios en las afueras, y muchas más, todas ellas alejadas del supuesto estereotipo de “princesas” débiles que dependen de los hombres. Y si hablamos de series de televisión, exactamente igual, como las sensacionales Heridas abiertas con Amy Adams o Big Litlle Lies con un elenco impresionante formado por Nicole Kidman, Laura Dern, Reese Witherspoon, Shailene Woodley, Zoe Kravitz y Meryl Streep.

¿A qué conduce todo lo expuesto? A justificar la condena general del hombre como colectivo. Han caído en los mismos errores que cometió el machismo en otras épocas: “querer imponerse por encima de”, incluso con leyes opresoras y diferenciadoras. Eso no es feminismo, es misandria.

Luego no tenemos que extrañarnos que salgan algunas mujeres, como Emily McCombs, periodista del Huffington Post, publicando un tuit donde señala que no de sus objetivos es “agruparse para matar a todos los hombres”[2]. ¡Ay, si eso lo dice un hombre de las mujeres! Esto, que podríamos considerarlo una anécdota o incluso una broma de mal gusto de una mujer fuera de sus cabales –aunque para ella no es ni una cosa ni la otra, sino algo muy serio-, es lo que de una manera u otra está llegando con otras palabras a los más jóvenes: “Todos los hombres que no defienden los mismos puntos que nosotras son despreciable y hay que marginarlos”. Podemos verlo en un simple ejemplo en este adolescente español donde él mismo explica que, por oponerse ante el feminismo radical usando las palabras y la argumentación, está sufriendo bullying en el Instituto, incluso hasta el punto de ser agredido tanto por chicas y chicos (aquí el vídeo de su propio testimonio; más quisieran muchos adultos hablar con la lógica y la madurez que hace él: https://www.youtube.com/watch?v=ka0ZVBYZOP8).

Si están leyendo estas palabras mujeres y chicas jóvenes, os lo diré muy claro: las promotoras del feminismo ultra no quieren que temáis a los violadores, sino que tengáis miedo a todos los hombres, hasta el punto de odiarnos y despreciarnos, y que penséis que todos somos asesinos, maltratadores, machistas y seres física y verbalmente agresivos. ¡Os están manipulando y tenéis que despertar! No buscan la IGUALDAD. Quieren que desconfiéis de todos nosotros y que no tengáis relaciones de amistad ni amorosas por considerarnos peligrosos. Ellas creen que un hombre es la esencia del mal, que hay que someterlo, controlarlo, domarlo al propio antojo y moldearlo hasta convertirlo en un pelele. Eso es hembrismo.

Algunas llegan al extremo de Beatriz Gimeno –que recuerdo lo que dije líneas atrás, es la nueva directora del Instituto de la mujer-, donde en su teoría del “lesbianismo político” dice que las mujeres heterosexuales deberían dejar de serlo porque les ha sido impuesto (por la sociedad, por la educación, por las instituciones y por las novelas y su mito de la media naranja[3]), y porque es la forma en que el hombre somete a la mujer. Ella, lesbiana declarada desde hace muchos años, señala que para combatir con mayor eficacia a las opresiones del patriarcado el modelo de vida lesbiano es la mejor alternativa[4]. Si esto no es heterofobia…

Hasta este límite han llegado las feministas, que se esfuerzan por silenciar incluso a las mujeres que no piensan como ellas.

CONCLUSIÓN

Toda esta situación es terrorífica porque la equivalencia bíblica es muy obvia: el diablo, en el huerto del Edén, puso a la mujer contra el hombre y al hombre contra la mujer. Es lo mismo que el movimiento totalitario feminista, respaldado por el comunismo, el marxismo y la izquierda desde sus orígenes en siglos anteriores, está tratando de lograr, junto con la destrucción de la familia tradicional, como ya vimos en “La ideología de género: de nuevo el diablo asomando su cabeza, y ahora, adoctrinando a los niños” (https://usatumenteparapensar.blogspot.com/2018/10/la-ideologia-de-genero-de-nuevo-el.html). La realidad de Dios es completamente opuesta, como explica el pastor Ángel Bea: “Existen desde el principio dos sexos distintos que juntos forman la humanidad (…) La imagen de Dios en nosotros se ve reflejada en su totalidad a través de la comunidad. Todo intento cultural o institucional de separar al varón de la hembra, o de establecer dominio de uno sobre otro, atenta contra la existencia de la humanidad y contradice el mensaje del relato de la creación”[5].

Por eso Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Gn. 1:26-27). Hombre y mujer: iguales en imagen e iguales en valor y en dignidad.

Muchas mujeres se están dando cuenta de los engaños y las trampas argumentales que habían caído por parte de estos grupos y están rechazando de plano los principios ideológicos extremistas. Aquí un ejemplo: “Y dejó de ser feminista en directo” (https://www.youtube.com/watch?v=LUGxNDwfYnU). Otras sinceramente tienen buenas intenciones pero no conocen todo el trasfondo. Por eso muchas se han unido a una moda sin saber muy bien ni en lo que creen pero donde se sienten partícipes de un colectivo que las acepta y las hace sentir bien bajo un ritmo musical coreografiado. El problema es que la ley actual es la que es, y nada indica a medio o corto plazo que vaya a cambiar o a eliminarse: parece que irá a peor, al menos en mi país.

Con toda la verdad mostrada que desnuda la realidad de las leyes actuales de género, es lamentable que se apunte de forma genérica al hombre español como asesino y violador. Resulta infame que se valore doblemente culpable a una persona por su género en lugar de a título individual por sus malas acciones. Es TERRIBLE que se nos catalogue a todos los hombres occidentales por igual, independientemente de su nacionalidad, cuando la infinita mayoría lo único que desea es ser feliz con su pareja y formar un hogar donde reine el amor familiar. ¡Es espeluznante la manera en que  muchos grupos y medios de comunicación nacionales tiran piedras contra su propio tejado! ¡Y es atroz que lo hagan para apoyar cierta ideología y venderse a poderes fácticos que les subvencionan con cientos de millones de euros para que manipulen la verdad a su conveniencia!

Depositar la confianza en que las leyes logren que no haya un solo asesinato más –tanto por parte de hombres como de mujeres- es ignorar por completo la naturaleza humana. Por supuesto que todo esto es un drama, y claro que se debe proteger a la mujer, pero no al precio de criminalizar a todos los hombres y desposeerlos de sus libertades básicas. De lo contrario, como sucede hasta el día de hoy por las leyes establecidas, habremos retrocedido muchos siglos, tanto como cuando en Egipto se aceptaba que una mujer acusara falsamente a un hombre y le dijera “el violador eres tú”.

Esperemos que este mundo, que está cambiando a pasos agigantados y de forma completamente loca y amoral, recupere el sentido común al menos en este aspecto. Si no es así, y como he dicho en otras ocasiones, el conflicto está a la vuelta de la esquina –si no ha estallado ya- y se recrudecerá. Ahora bien, al igual que Dios usó las terribles circunstancias en las que se vio envuelto José para Su gloria y la bendición del hebreo y de los que le rodeaban, Él hará lo mismo una vez más. Todo lo que observamos en el mundo es solo un reflejo del corazón humano, donde, como fichas de ajedrez, se está jugando una partida que ya está ganada aunque falte su consumación. Cuando el Rey de Reyes y Señor de Señores haga efectivo “el jaque mate”, toda la injusticia y toda la maldad que vemos a nuestro alrededor recibirá su pago y desaparecerá: “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad” (Ro. 1:8).

Hasta que ese día llegue, sabiendo que estamos rodeados de personas perversas que establecen leyes opresivas en ámbitos sociales, económicos y religiosos, que son verdaderos lobos con piel de cordero, que todo hombre y mujer de Dios aplique ante ellos estas palabras de Jesús: “sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas” (Mt. 10:16).

[1] https://www.abc.es/espana/canarias/abci-carga-contra-electa-psoe-defender-mutilacion-ninos-201906062133_noticia.html

[2] https://www.outono.net/elentir/2018/01/02/una-directora-de-un-diario-progresista-explica-su-meta-en-2018-matar-a-todos-los-hombres/

[3] https://www.pikaramagazine.com/2019/02/abandonar-la-heterosexualidad/

[4] https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/prescindir-hombres-amar-a-mujeres-que-lesbianismo-politico-que-defiende-beatriz-gimeno

[5] http://protestantedigital.com/blogs/48391/La_mujer_simple_ayuda_idonea?

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en violación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .