DIOS ES EL SUPLIDOR DE TUS NECESIDADES

*Santiago 4:2 | Mateo 7:7 | juan 15:7, 16:24 | Lucas 11:9*

Héctor Maradiaga

Santiago 4:2 “…No tienen lo que desean porque no se lo piden a Dios”

NO BUSQUES EN OTROS. Una de las mayores causas de problemas familiares, con tus amigos o en tu trabajo es que esperas que ellos suplan necesidades en tu vida que solo Dios puede satisfacer. Esto es obvio en el matrimonio, pero es común en todas las relaciones* Estamos «esperando» que sea la familia, compañeros (de trabajo, estudio, etc) sean quienes suplan lo que necesitamos emocionalmente.

Muchos se casan esperando que su esposo o esposa deben satisfacer todas sus necesidades y dicen: – Se supone que (él o ella) debe hacerme feliz… y la otra persona también espera lo mismo… y luego de un poco tiempo lo que tendrán es una total frustración.

¡ELLOS SON HUMANOS COMO TU Y YO!

Tu pareja no es Dios. Tu amigos no son Dioses. Tus compañeros tampoco son Dioses. Ninguno de ellos te conoce como el Señor tu Dios. *Ninguno puede proveerte como Él. Cuando esperas que ellos suplan tus necesidades en lugar de Dios, eso te lleva a la frustración, Y la frustración lleva al rencor, el resentimiento, la amargura y hasta peleas.

CAMBIA DE EXPECTATIVAS

Hazlo así para que tu frustración no genere otros conflictos y peleas en tus relaciones. Entonces, ¿qué debes hacer en lugar de buscar personas para satisfacer cada necesidad emocional, espiritual y física que tengas? (Deberías orar por eso); y todos tus caminos te llevarán al Señor Jesús. Si no estás orando y pidiéndole a Dios que cubra tus necesidades, entonces pasarás tu tiempo amargado, resentido, frustrado y peleando por todo. Si no estás orando y no lo tienes es ¡porque no se lo has pedido a Dios! Mateo 7:7 “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.”

DIOS SABE LO QUE NECESITAS

Si tienes una necesidad, no busques primero a tu pareja o amigo para llenarla. Ve primero a Dios. Él ya sabe lo que necesitas y está listo para dártelo. Sólo tienes que pedirlo con fe.

PIENSA UN MOMENTO EN ESTO:

1- ¿Qué necesidad tienes y te ha llevado a la decepción y esperas que tu pareja te supla?

2- ¿Cómo ha reflejado tu oración tu confianza en Él para satisfacer esa necesidad?

3- ¿Por qué crees que Dios quiere que ores acerca de tu necesidad cuando Él ya sabe lo que necesitas?

CONCLUSIÓN

Si todavía no has confiado en Jesús y sabes que no te has comprometido a seguirlo. Moo debes hacerlo, ¿por qué esperar más? Cruza esa línea y toma la decisión de seguirle como Él espera de ti. Tienes por delante una semana ya bendecida por el SEÑOR. 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Héctor Maradiaga, Misericordia. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.