LIBRE ALBEDRÍO-I-

(Artículo de literatura cristiana-evangélica | Asambleas de Dios de la vieja guardia | por Dionisio MV.)

(Introducción)

“Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.” (Romanos 6:17-18)

¡Qué hermosa escritura! Sería casi como falta de respeto si comenzáramos este estudio sin esta cita bíblica como base. Es vital para el hombre que entienda en el mejor sentido del asunto, de lo que Dios quiere revelarnos a través de su Palabra, esto es la responsabilidad humana respondiendo a un llamado especifico referente al plan de salvación. El texto aquí no puede ser más claro cuando declara: “…aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón…”

“Habéis” : El término habéis es una forma de indicativo auxiliar tiempo presente del verbo “haber”. Lo cual significa que es prueba de participación directa de haber hecho algo personal. Y el paralelo “obedecido de corazón” esto nos indica la “acción voluntaria” (responsabilidad humana) ejecutada por el pecador.

¿Pero qué es exactamente el libre albedrío?

En general el libre albedrío se define como un atributo o capacidad concedente de poder hacer una “elección genuina”, independientemente de toda influencia externa.

Cuando se dice “influencia externa” no estamos diciendo que el hombre no puede ser en ninguna manera influenciado a tomar ciertas decisiones en la vida, al contrario, ya que precisamente (en cuanto a cosas espirituales) es aquí cuando la lucha realmente se intensifica, esto es entre el reino de Dios y el reino de las tinieblas, sino que la (decisión final) a elegir por un arrepentimiento para vida eterna, es cosa que se le ha dado al pecador pues es requisito de Dios. (ver Mateo 3.1-2; Lucas 13. 1-5)

También puede definirse de la siguiente manera:
Es un “don” de gran valor puesto en la naturaleza del hombre de parte de Dios para el beneficio de su desarrollo y comportamiento delante de su creador. El libre albedrio pues, le sirve al hombre para ejercer esa voluntad de su persona como “ser autónomo”, Y así de tal forma este entonces tendría la habilidad de tomar decisiones o elecciones propias durante el transcurso de la vida.

Decimos pues, que siendo el Señor dueño de todas las almas (por cuanto él las creó), Dios jamás ha coartado esa libertad que él mismo ha puesto en la naturaleza humana para “beneficio propio” de Su gloria. (ver Romanos 11:32-36)

Diciéndolo de otra manera: El propósito de Dios no fue hacer marionetas o títeres programados sin “sentimiento alguno” a los cuales él iba manejar a cierto antojo. Dios no consideró la creación del hombre como un juego o juguetes para divertirse, al contrario, él la consideró como algo de mucha seriedad. “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” (Génesis 1:26)

EL SEÑOR nunca ha estado interesado en ser glorificado de forma automatizada por seres amorales sin sentimientos propios, la escritura nos dice: “Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid al SEÑOR  con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. RECONOCED que EL SEÑOR es Dios; El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.” (Sal. 100:1-3) (comparece en contraste con Malaquías 2: 2)

Veamos pues bien de cerca este salmo de David:
“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra”

“Servid al Señor con alegría”

“Venid ante su presencia con regocijo”

“Reconoced que el Señor es Dios”

Es necesario decir, que la única forma para que todo esto llegara a ser posible, debió ser por la idea de un “albedrio” que proveyera ESA libertad no solo para revelarse, pero también para someterse a un Dios y Padre todopoderoso, el cual es digno de ser glorificado y exaltado con aquel sentimiento esperado como es el AMOR.

Veamos algunos atributos derivados del creador:

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” (Génesis 1:26)

¿Qué significa el término conforme a nuestra imagen y semejanza?

El termino significa que cuando fuimos creados recibimos la semejanza de Dios, pero más bien en cualidades espirituales y no en lo natural. El término “conforme a nuestra semejanza”  tiene que ver más bien, con aquellas cualidades del “SER INTERIOR”, Y NO AL ASPECTO FÍSICO QUE SE TOMÓ DE LA MATERIA. Lo valioso del asunto sin dudas es el “ser interior” (ver Mateo 10:28)

De modo que fue por ello, precisamente que se produjo en la naturaleza del hombre esa capacidad de actuar por iniciativa propia, como por ejemplo: expresar voluntad, deseo, acción; el pensar, saber, juzgar entre lo bueno o malo, etcétera… Todas estas facultades SE PUEDE DECIR que son cualidades transferidas de la imagen del Creador.

(Nota: hay que decir que si no aprendemos a conocer nuestro origen, obviamente se hará más difícil conocernos a nosotros mismos)

El diccionario WordReference.com define el término “CUALIDAD” como:

aptitud, propiedad, facultad, habilidad, carácter, condición, esencia, índole, naturaleza, ralea, atributo, aspecto, calaña, capacidad.

Para entender mejor en qué sentido se hizo la transferencia mencionada, primeramente se hace necesario darles un vistazo a los atributos Divinos. Ejemplo:

(YAHWEH el Dios verdadero)

Comenzamos diciendo, que el Dios verdadero consiste del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son UNO. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.” (1 Juan 5: 7-8) (véase también Isaías 48.16 Dios se revela en tres personas)

Los atributos Divinos son tres pero a la vez están triplicados.

DIOS ES: (SIGNIFICADO)

Espíritu (esencia o naturaleza invisible)

Amor (ama sin condición eternamente)

Luz (ilumina todo incluyendo el entendimiento)

Omnisciente (todo lo conoce nada se escapa; lo sabe todo)

Omnipresente (presencia en todo lugar; el tiempo y espacio no es obstáculo para Él)

Omnipotente (todo lo puede su fortaleza es infinita…)

Santo (no desea el pecado ni puede ser tentado, ni tienta a nadie)

Justo (juzga según hechos y no conforme a apariencias; es libre de sobornos)

Perfecto (su palabra y sus caminos no tienen sombra de variación; no tiene errores)

FUNCIONES MÁS CONOCIDAS:

(Omnipotencia)

La Omnipotencia Divina consiste en que lo invisible y su ETERNO PODER se hacen claramente visible desde la creación del mundo. Por ejemplo, en el universo hay tres cualidades: “Tiempo”, “Espacio”, y “Materia”. Y para la existencia de la vida humana las tres son requeridas, excepto para Dios. Y cada cualidad consiste de TRES ELEMENTOS EN SÍ, ya que estos se triplican (como lo veremos adelante) Y por lo tanto, vivimos dentro de una GIGANTESCA trinidad de trinidades. (elementos del universo)
El apóstol Pablo tocó algo del tema, diciendo: “…pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos…” (Hechos 17: 25-28)
(Esto es hablando del eterno poder de Dios, Y NO DEL “PANTEÍSMO” como se mal interpretó por muchos poetas y filósofos del pasado, al decir que “Dios está en todas las cosas”)
Es muy diferente al decir que su presencia Divina está en todo lugar, a que Dios esté en todas las cosas materiales del universo. A esta última “idea mundana” se le conoce como filosofía panteísta. (ver wikipedia)

Veamos pues bien de cerca, lo que significa el término “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos”

Como dijimos antes el universo se constituye de “Tiempo”, ‘Espacio”, y “Materia”.

Las cualidades dentro el universo son tres pero a la vez están triplicadas:

 

1. Tiempo: El tiempo es uno, pero a la vez tiene tres etapas: 1. Pasado
2. Presente
3. Futuro
2. Espacio: El espacio es uno, pero a la vez tiene tres dimensiones: 1. Altura
2. Anchura
3. Profundidad
3. Materia: El agua es una, pero a la vez tiene tres estados: 1. Sólido
2. Líquido
3. Gaseoso

La escritura nos amplia diciendo: Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente VISIBLES desde la creación del mundo, siendo ENTENDIDAS por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. (Romanos 1:20)

Y en otro lugar agrega: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras.” (Salmos 19: 1-4)

A lo que Pablo y David se referían aquí, es que el hombre solamente tiene que mirar o palpar a su alrededor, para darse cuenta que detrás de todo lo creado debe de haber una inteligencia Suprema, y por lo tanto, existencia Divina. De modo que la “incredulidad” que se conoce hoy en día entre los hombres no debería de tener margen en el asunto. (no hay motivo alguno para cuestionar el concepto de la creación, haciéndose ateo o incrédulo) En todo caso la escritura ya ha declarado, “de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:20)

{Nota: por razones obvias como se lee “Dios es amor”, no nos detendremos mas a seguir explicando cada una de las cualidades Divinas, ya que la biblia si ha proporcionando suficiente referencia acerca de los atributos del Creador. No obstante, si consideramos que era necesario extendernos un poco más en el atributo “Omnipotencia”, para así tener la oportunidad de refutar aquellos conceptos erróneos que “enseñan” los ateos y algunos científicos incrédulos evolucionistas. Y hombres poco informados.}

Atributos humanos:

(Ahora que ya vimos algo de los atributos Divinos, pasamos entonces a examinar los atributos humanos)

(el hombre es tripartito 1 Tesalonicenses 5:23)

Los atributos humanos son tres pero a la vez están triplicados.

La naturaleza humana consiste en:

espíritu, alma, y cuerpo. (el espíritu y el alma obligatoriamente posee eternidad)

Intelecto, raciocinio, y voluntad.

Pensamiento, palabra, y obra.

FUNCIONES MÁS CONOCIDAS:

(Intelecto)
La función del intelecto consiste en “Crear o inventar, y proponer ciertas ideas” para un determinado propósito. Este también combina información del consiente y subconsciente, lugar donde se guarda y se archiva toda información ya clasificada, como buena o mala por el raciocinio. (el intelecto hace el papel de “mente pensante”, y este es manejado por el espíritu humano en conjunto con el alma) (ver Job 38:36)

(Raciocinio)
La función del raciocinio consiste en “Juzgar toda la información” que llega de afuera. Este evalúa el contenido que llega del mundo exterior a través de los cinco sentidos, aquello que puede ser bueno o puede ser malo; lo que conviene o lo que no conviene; lo que es santo o lo que es profano; lo que es limpio o aquello que es inmundo. (el raciocinio hace el papel de “juez” y “programador”, y este es manejado por el alma en conjunto con el espíritu humano)

(Voluntad)
La función de la voluntad consiste en “suplir la demanda”, esto es aquello exigente de cierta necesidad en el ser humano lo cual debe ser abastecido a como dé lugar, ya sea de lo natural o espiritual. La fuente que se vale la voluntad para hacer su trabajo, es todo aquello (información) producido por el intelecto y el raciocinio humano. Es por ello que la voluntad tiene aquí la última palabra para completar el asunto; ella está encargada de “suplir”, pero a la vez tiene libertad de “revelarse” contra la petición inicial, (esto es cuando apelando o escogiendo de entre todo aquello que fue previamente archivado por el raciocinio, podría también optar por otras alternativas).

Es aquí donde toma lugar el carácter forjado del individuo, los padres, por ejemplo, pudieron haber contribuido (para bien o para mal) en cierto resultado final en las decisiones del adulto individuo. Es por ello que el consejo de Dios, nos dice: “Enseña al niño el camino en que debe andar, y aun cuando sea viejo no se apartará de él.” (Proverbios 22.6 – La Biblia de las Américas)

NOTA IMPORTANTE: El asunto aquí es que Satanás también conoce este “principio”, el de ser instruido a temprana edad. El enemigo de las almas también sabe usar la biblia para lograr sus propósitos malvados. El trabajo que sabe hacer bien Satanás, es “distorsionar la buena información” (que es la palabra de Dios), con el uso de falsas doctrinas. Un ejemplo de ello sería lo que LOGRÓ HACER con el conocido “dogma” de la doctrina bautismal, la cual dicta que se debe bautizar a todo recién nacido para que “supuestamente” estos puedan alcanzar la salvación. De aquí viene aquel dicho muy conocido que se oye en muchas personas: ¡Yo nací católico y moriré católico! (en realidad nadie nace católico, la movida de la serpiente aquí solo fue: “programación de información engañosa y astuta” a temprana edad)
La Biblia en realidad no menciona en lo absoluto, que hay que bautizar a los niños para que estos sean salvos. Es obvio que aquí la información ha sido manipulada con el propósito a que SE AJUSTE a cierto sistema de teología no bíblica para engañar a muchos!!

(hay que decir que este error de bautizar a los recién nacidos también fue repetido por Lutero y Calvino, ya que ellos decidieron continuar con la práctica y enseñanza del mencionado dogma católico) Decimos continuaron porque se supone que tanto Lutero, como Calvino estaban saliendo de un sistema “no bíblico”, pues ese era precisamente el punto central de la reforma. (solo escritura)

Sin duda alguna, es un gravísimo error pensar que un ser humano (mortal) pueda fabricar un “dogma” como doctrina, y luego auto-tomarse cierta “autoridad arbitraria” para decidir por otros, anticipándose sobre la decisión de cada conciencia y futuro de los demás. El hombre natural obviamente reflexionaría, diciendo: “Como la iglesia ya me bautizó en mi infancia, eso significa que ya soy salvo hasta el final; no hay nada más que hacer porque el bautismo me consagró ya al cielo, ya que así lo indica el catecismo católico”. (reflexión propia de cierta persona engañada)

Sin embargo, en la escritura se ve que el bautismo nunca fue constituido para ser practicado a los infantes y niños, sino solo a personas adultas y después que estos hayan creído y experimentado un arrepentimiento, y sometimiento al señorío de Cristo.(ver Hechos 2:36-39)

La idea malévola SOLO le serviría al diablo más adelante, para “alejar a millones” del plan redentor de Cristo, y por lo consiguiente, mandarlos también al infierno. ¿O en qué estamos pensado a lo que se ocupa el “diablo” en su tiempo oscuro de maldad?…

(la voluntad hace el papel de “distribuidor o suplidor”, y esta es manejado por el alma en conjunto con espíritu humano)

Y entonces, surge la pregunta:

¿Podría entonces la voluntad del ser humano ser manipulada o influenciada por el enemigo de las almas, para que así el hombre continúe tomando “malas decisiones”? Y la respuesta es un SI. ¿Pero en qué sentido? En que siendo que el hombre es un ser “tripartito”, en su interior, su espíritu obligatoriamente sentiría esa necesidad de adorar y servir un “ser Supremo” aunque no le conozca. (ver Juan 4.22; Hechos 17:23) Y lo que hace Satanás, conociendo la situación del asunto, es proporcionar al hombre “mucha información incorrecta” para así “desviar” su camino y su búsqueda. (lo hizo en el huerto y continua haciéndolo todavía)
Podríamos hacer una gran lista de todas las “falsas religiones” que han surgido en el mundo, desde los días de Nimrod, por ejemplo, hasta el día de hoy, pero todo apunta a un solo objetivo de parte de Satanás: confundir la voluntad humana con falsas alternativas. El diablo sabe que si la voluntad humana solo cuenta con información incorrecta (a la hora que le toca suplir), a esta no le quedará de otra sino que mandar el individuo (recipiente) al “infierno”. (es lo que produce finalmente toda falsa doctrina en la mente humana, por lo cual son llamadas doctrinas de demonio) La escritura también nos dice, lo siguiente: “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.” (Proverbios 14.12)

Y en otro lugar: “Sabemos que somos de Dios, y que todo el mundo yace bajo el poder del maligno. Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero; y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna”. (1 Juan 5:19-20 La Biblia de las Américas)

Entonces, sería en este sentido de cómo Satanás está ejerciendo esa influencia y dominio sobre el mundo entero; Porque lo que él hace (de forma inadvertida) es proveerle al hombre un sinfín de falsas ideas, para que así el individuo continúe hundiéndose en el pecado. {le enseña de todo… menos a que lea la biblia} (partiendo del punto: que toda desobediencia a los conceptos establecidos por Dios, es considerado pecado. Es por ello que vemos a los congresos del mundo legislando leyes para prohibir la lectura bíblica en las escuelas públicas; porque en la “agenda del diablo” el hombre en su niñez nunca debería de conocer la palabra de Dios porque será mucho más difícil mandarlo al infierno)

Por lo tanto, todo aquel que practica el pecado (como estilo de vida), se convierte en esclavo no solo del pecado, pero también de AQUEL que dio la idea del pecado. Es por ello que leemos en otro lugar: “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.” (1 Juan 3:8)

Nota: si se desea profundizar más acerca de las habilidades y atributos del ser humano, también contamos con dos estudios adicionales que se pueden adquirir gratuitamente:

“funcionamiento del Cerebro y su vulnerabilidad a los ataques ocultos”

“Hipnosis y sus consecuencias”

Puede escribir a su servidor usando el correo: volver.a.las.sendas.antiguas@gmail.com

Como pudimos ver, todas estas cualidades mencionadas del “SER” es lo que nos hace semejantes a la imagen de Dios, el hombre definitivamente lleva esa capacidad de actuar por determinación propia, o de lo contrario sería menor que un animal.

No obstante, aun con todo y ello el hombre sigue siendo muy pequeñito en comparación al GRAN YO SOY, su vida y futuro siempre dependerá de la misericordia Divina para poder funcionar COMO SE PLANEO AL PRINCIPIO.

Así que no sigamos mas siendo como el necio de corazón, el cual prefiere antes que todo, el buscar solo el deleite en sus malos deseos pecaminosos e incredulidades, que rendirse humildemente a los pies de Cristo. Aceptemos pues, humildemente con diligencia lo que Dios quiere darnos SOLO POR AMOR a través de su hijo Jesucristo. (seamos creyentes)

“Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.” (Lucas 8:36)

El término “verdaderamente libres” significa que estando el hombre bajo la esclavitud del pecado solo en parte es libre, ya que es evidente que este aun conserva esa capacidad de “decisión arbitraria” no solo para asuntos “naturales”, como por ejemplo, con quien me casaré? o qué alimentos comeré este día?, pero también sobre asuntos “morales-espirituales.” (ver Josué 24: 15-28)

ADVERTENCIA: el libre albedrío también puede ser un arma de doble filo, que si no se aprende a usarse adecuadamente el hombre podría enfrentarse con severas consecuencias, siendo la peor de todas la muerte eterna. Pablo dijo, lo siguiente: “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.” (1 Corintios 10.23)

Veamos ahora con mucha atención esta exhortación, en esta vez a Israel:

“A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; ESCOGE, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando al SEÑOR tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró EL SEÑOR a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar.” (Deuteronomio 30:19-20)

Como podemos ver, el libre albedrío si es real en la naturaleza humana y no porque lo haya dicho Arminio, u otras personas como se argumenta en los círculos calvinistas, sino porque es Dios mismo quien lo ha dejado entrever en Su palabra, como sucede con el tema de la Tri-Unidad, conocida como (Trinidad Divina)

Otro ejemplo que podemos ver con mucha claridad es (Génesis 4: 6-7), donde el Señor exhortó a Cain diciéndole: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él. (Génesis 4: 6-7)

PREGUNTAMOS ENTONCES A LOS CALVINISTAS: ¿Por qué pensar que Dios haría algo “sin sentido” en decirle a alguien que ejecutara algo especifico, cuando supuestamente ya se conoce que el agente se encuentra en estado de “incapacidad total” para alcanzarlo?…

 

Este caso de Cain es otra prueba más, que demuestra a Dios concediendo permanentemente esa libertad para que el individuo pueda escoger por mejores alternativas, aún sobre casos espirituales.

“INCAPACIDAD TOTAL”

(un argumento extremo del calvinismo)

Por lo que se sabe, incapacidad total era el punto de vista de Calvino, Y hoy en día, de todos los calvinistas del mundo‼ Según los calvinistas, el hombre después de la caída de Adán este ahora se encuentra “totalmente incapacitado” de hacer algo por sí mismo en referencia a la salvación.

Ellos dicen (porque no deja de ser una analogía sin sentido), que el hombre se encuentra muerto, y un muerto no puede hacer absolutamente nada (incluyendo creer en el evangelio), al menos que este haya sido de antemano predestinado. ¿será que suena bíblico tal punto extremista? (su servidor lo niega) Y el texto que sacan “fuera de contexto” para apoyar dicha analogía es (Efesios 2: 1) el cual dice: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados”

Examinemos:
Es obvio que el texto NO DICE lo que ellos argumentan. Hay diferentes tipos de vida: vida vegetal, vida animal, vida mental, vida moral, y vida espiritual. Un ser puede estar vivo en un sentido pero estar muerto en otro. El hecho de estar espiritualmente muerto no significa que la persona está físicamente muerta, o socialmente muerta, o psicológicamente muerta. Pero aún así es una muerte real.

A lo que Pablo se refería aquí es a muerte espiritual; Y comparar “analógicamente” muerte espiritual con muerte física, es obvio que se vuelve muy problemático e inconsistente. Una persona que está (muerta físicamente) no puede hablar, no puede respirar, no puede reír, no puede caminar, etc. Pero una persona (espiritualmente muerta) puede hacer todas estas cosas. Es erróneo decir, pues, que una persona espiritualmente muerta no puede hacer absolutamente nada, incluyendo creer en un evangelio salvador.

Otro punto seria (que de hecho nadie podría negar), que toda persona pueden inclusive rechazar a Jesucristo, pueden orar, leer la Biblia, pueden pecar, y al mismo tiempo también pueden hacer buenas obras en un vano esfuerzo por querer ganar su salvación. (tienen la habilidad pues, de hacer todas estas cosas, aún cuando estos sufren muerte espiritual)

¿Pero qué significa exactamente muerte espiritual?

Muerte espiritual es la separación que existe entre Dios y el hombre. El hecho de vivir bajo el yugo pecaminoso (por ser Dios santo) el hombre pierde esa comunión; no puede acercarse ante la presencia gloriosa de Dios. Pablo habla del tema, diciendo: “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” (Romanos 3.27)

Mas sin embargo, el Señor Jesús (Yeshúa) también dijo: “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida.” (Juan 5:24)
El asunto comienza desde el principio con el pecado de Adán. “Y mandó EL SEÑOR Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;  mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Génesis 2.16-17) (véase también Romanos 5:12)

En realidad la sentencia alcanzó lo físico y lo espiritual, la muerte inmediata fue lo espiritual. Adán luego fue sacado fuera del huerto de Dios donde también estaba el árbol de la vida, y desde ese entonces siendo que el hombre es constituido pecador también es separado de la presencia de Dios.

En cuanto a lo físico la muerte se hace más evidente al entendimiento, no hay mucho que explicar sobre esto, sino que Adán solo vivió menos de un día, si se toma en cuenta el calendario de Dios. (ver Salmos 90: 4; y 2 Pedro 3:8)
PRUEBA IRREFUTABLE

Encontramos pues que hay una prueba irrefutable de esta capacidad vigente que estamos estudiando. Aparte de las referencias a Enoc (Ge. 5: 22-24), de Noé (Gen. 6: 8-9), y de Abraham (Gen. 12: 1-8) Esta prueba aparece en (Génesis 4: 26) donde la Escritura misma ha dejado demostrado con prueba irrefutable que el hombre aun goza de mantener ese libre albedrío a pesar de su caída; porque se lee claramente, que los hombres de aquel entonces se ven invocando el nombre del Señor, y no como lo “interpreta” el movimiento calvinista.

El calvinista enseña que “solo en Cristo el hombre recupera el libre albedrío, que por la caída de Adán todos los hombres perdieron esa libertad, y por tal consecuencia ahora ellos no pueden escoger el bien, es decir, lo que verdaderamente les conviene”. Y a tal conclusión humana ellos le llaman “Depravación total”. (el primer punto del calvinismo) (falsa doctrina nada más que lejos de la verdad)

Veamos bien de cerca el texto bíblico clave que votaría por tierra, la doctrina calvinista de la “depravación total”:

“Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres (no las bestias del campo) comenzaron a INVOCAR el nombre del SEÑOR.” (Génesis 4: 26)

Como podemos ver, esta escritura ha dejado por refutado ese punto de vista extremista que sostienen los calvinista acerca de la “depravación total” o incapacidad total.

¿Por qué pensar que Dios pudo haber decidido “condenar al hombre” de forma tan injusta, privándole que este reconociera intelectualmente de cosas espirituales, como por ejemplo, sentirse que se es pecador y las consecuencias del pecado; el poder experimentar un dolor muy particular delante de su Creador por un cierto estado inmoral, lo cual todo esto serviría finalmente para producir internamente ese esperado deseo del arrepentimiento? (Lucas 15: 11-32;

2 Corintios 7: 9-10)

¿Acaso el poder del pecado es más fuerte que Dios? ¿O no hemos leído que un solo carbón encendido del altar de Dios fue suficiente para quitar la culpa del pecado a Isaías? (Isaías 6: 6-7)

¿Por qué pensar que el pecado o el diablo, o Dios mismo le habría quitado al hombre el libre albedrío después de su caída? ¿Acaso no nos hemos dado cuenta, cuando en las liberaciones mientras que el individuo endemoniado no renuncia a su pecado, o al pacto que hacen los hombres con Satanás, antes de ello estos no pueden ser liberados?

¿Acaso no se llama eso, el hacer lo que conviene? La escritura dice: El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. (Proverbios 28: 13) ¿Acaso no se entiende aquí el papel de la responsabilidad humana, lo cual toda conciencia y lógica nos dicta, que es necesario para el hombre que entienda no solo de cosas naturales, pero también de morales-espirituales para así poder apartarse de lo malo?

 

Si el pecador no tuviere libre albedrío, entonces por qué se exhorta? “…Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado”. (Mateo 3:2)

 

Y otra vez dice: “…antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente”. (Lucas 13:3)

 

Y en otro lugar agrega: Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos. (Proverbios 23:26)

 

¿Acaso no se entiende que es necesario el ejercicio de la voluntad para elegir el buen camino?

 

Diciéndolo de otra manera: Para que haya responsabilidad moral, necesario también es que haya libre albedrio, es decir, se requiere que el individuo tenga la habilidad y libertad de poder tomar (electivamente) distintas alternativas. En cuanto a lo espiritual, el hombre solo tiene dos alternativas, escoger el bien o escoger el mal; servir al pecado y al diablo, o buscar humildemente el camino de Cristo.

 

Decimos entonces, que todos los hombres tenemos la capacidad de oír, razonar, y creer. No obstante, por esa misma libertad que se posee, en cuanto a un asuntos de fe y espiritualidad es obvio que no todos se deciden por igual (ver Mat. 13: 58). Esto entonces significa que todo aquel que se decida creer en Cristo el Mesías se salvará; mas aquellos que se rehúsen “desobedientemente” se perderán. (Juan 3: 18)

 

Así de simple es todo el asunto (precisamente porque es Dios quien lo ha establecido como requisito para poder alcanzar la salvación)

 

 

El apologista Dave Hunt escribe lo siguiente de forma magistral:

 

El libre albedrío para obedecer o desobedecer, amar u odiar, someterse o rebelarse, no sólo es bíblico sino también esencial para la relación del hombre con Dios. Él nos llama a amarle, obedecerle, servirle y adorarle y a hacerlo por elección: “Escogeos hoy a quién sirváis” (Jos. 24:15). Dios no sería glorificado en cualquier obediencia, adoración o amor que no surgiera voluntariamente desde el corazón.

 

Jesús dijo, “El primer y gran mandamiento [es] amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente” (Mat. 22:37-38). El hecho de que el amor surge del corazón, del alma y de la mente demuestra que éste debe ser un acto del libre albedrío. El amor debe darse y recibirse de buen grado o sino no es amor. Nuestro Señor dijo que el segundo mandamiento era amar a nuestros prójimos como a nosotros mismos y, “De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas” (Mat. 22:40). De esta forma, sin la capacidad de amar a Dios y al prójimo no podemos obedecer la Biblia.

 

¿Su pastor dice que el libre albedrío “no es un término bíblico”? ¡Pero ese concepto aparece 17 veces en la Biblia! El mismo significado es expresado en otras palabras. “Ofrendas voluntarias” se halla dos veces (Ez. 36:3; Am. 4:5), así como “ofrenda voluntaria” (Lv. 7:16). Todas deberán ser traídas “libremente a Jehová” (Ez. 46:12).

 

La primera ofrenda en Levítico (un patrón para todas) debía ser traída por el adorador “de su voluntad” (Lv. 1:3-4). Las muchas ofrendas de “libre albedrío” debían ser dadas por el individuo “de su voluntad, de corazón” (Ex. 25:2). Los que dieron materiales para edificar el tabernáculo tenían que traerlos con “un corazón dispuesto” (Ex. 35:5).

 

Cristo declaró: “El que quiera [es decir, desee] hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta” (Jn. 7:17).

 

La Biblia finaliza con una oferta que repite o implica muchas veces: “Y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Ap. 22:17). La Escritura no puede ser más clara acerca de este punto. El libre albedrío es bíblico y esencial. (Dave Hunt TBC)

 

UN PUNTO CRUCIAL

Decimos entonces que hay un “punto crucial” en todo este asunto, el cual también debe tomarse en cuenta. Y es el siguiente:

Una razón suficiente para decir que el hombre siempre ha mantenido su libre albedrio seria: que sin este el hombre no podría decidir actuar rectamente; porque CIERTAMENTE lo que no se hubiera hecho voluntariamente, esto no sería ni pecado, ni buena acción. Por lo tanto, en cuanto al juicio de Dios, toda la creación (hombres y ángeles) obligatoriamente se tendrán que dar por entendidos que ha tenido que haber JUSTICIA departe de Dios, tanto en el “castigo condenatorio”, como en el “premio de la recompensa salvadora”.

Porque si el pecado que hicieron el diablo y sus ángeles no se hubiera hecho voluntariamente, EL SEÑOR entonces no abría tenido un “suficiente argumento” para hallarlos culpables y condenarlos por su rebelión.

Así que, definitivamente Dios sí ha dado libre albedrío permanente para que a través de este TODA CRIATURA pueda ejercitar esa voluntad y tomar sus propias decisiones; Ya sean buenas o ya sean malas. Si antes decide escoger “obedecer” el consejo de Dios estas serán buenas. Pero si contrariamente el agente decide “ignorar” el consejo de Dios entonces serán malas. Y esto último fue lo que le aconteció a Eva, y después a Adán. Porque el consejo de Dios dice: “mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás” Y la razón del consejo es: “porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”. (Génesis 2:17)

 

LA “ETIQUETA” DEL LIBRE ALBEDRÍO

Los enemigos (oponentes) del libre albedrío siempre han “mal interpretado” el verdadero papel que este desempeña en la naturaleza humana. El calvinista falsamente “ha etiquetado” el libre albedrió, atribuyéndole que este entonces tendría cierta soberanía tanto como que “el hombre sería capaz de salvarse asimismo haciéndose co-Soberano con Dios en el proceso de obtener la salvación. Y por lo tanto, (dicen ellos) la salvación vendría siendo por obra humana, y no por Soberanía Divina. (nada más que lejos de la verdad)
En verdad no es que el hombre pueda salvarse así mismo por tener libre albedrío, sino que es precisamente, lo que concede esa capacidad y oportunidad de poder buscar a Dios cuando se elige voluntariamente atender a la voz de Su llamado.

Veamos:
“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.

2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y VIVIRÁ VUESTRA ALMA; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.

4 He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones.

5 He aquí, LLAMARÁS A GENTE QUE NO CONOCISTE, y gentes que no te conocieron correrán a ti, por causa del SEÑOR tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado.

6 Buscad al SEÑOR mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al SEÑOR, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” (Isaías 55: 1-7)

Hay que decir, que en las doctrinas calvinistas estos versículos brillan por su ausencia, ya que esta escritura definitivamente contradice “aquellos conceptos” que tienen los calvinistas acerca del libre albedrio. Porque, ¿cómo podrá el calvinista explicar LLAMARÁS A GENTE QUE NO CONOCISTE, cuando toda su teología tendenciosa se especializa en decir que Dios si conoce a los suyos, por haberlos “elegido y predestinado” supuestamente desde antes de la fundación del mundo? (por supuesto que me refiero a los capítulos de Romanos 9, 10 y 11 donde la escritura si habla de una elección arbitraria, mas solo lo hace en referencia al pueblo escogido, el cual es Israel (Deuteronomio 7.6), Y NO EN SENTIDO GENERAL. El tratar de vincular al pueblo gentil con aquella elección que se menciona DE Jacob en vez de Esaú, y los demás judíos que fueron “escogidos por gracia”, es pervertir la verdadera enseñanza Bíblica)

Por lo tanto: es solo por medio de la Santa escritura que con toda confianza podemos decir: Dios creó al hombre con libre albedrío, y parte de la libertad que Dios nos ha dado es poder elegir; es por ello que muchas personas mueren impíamente porque eligieron el camino de la maldad hasta el punto de pactar con el mismísimo diablo‼

Por otro lado, si una persona usa su libre albedrío y (arrepentido de sus pecados) decide buscar a Dios, el Señor entonces lo levantará y podría hacer de él un Evangelista o Pastor, porque la escritura dice:
“El mira sobre los hombres; y al que dijere:
Pequé, y pervertí lo recto,
Y no me ha aprovechado,

Dios redimirá su alma para que no pase al sepulcro,
Y su vida se verá en luz.” (Job 33. 27-28)

 

Y en otro lugar agrega: “Yo amo a los que me aman,
Y me hallan los que temprano me buscan.”  (Proverbios 8: 17)

Mas continua diciendo: “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.” (Juan 6.37)

CONTINUARA

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Libre albedrío. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LIBRE ALBEDRÍO-I-

  1. Carlos Valladares sosa dijo:

    Como entendemos entonces 1cor.2: 14 e Isaías 5: 20 a lo bueno le dicen malo

  2. Matias Casco dijo:

    Bueno el libre albedrío lo perdimos cuando Adán peco, La biblia dice que: los deseos de la carne NO se sujetan a la ley de Dios ni tampoco PUEDEN… También que para el hombre natural lo espiritual le es LOCURA… y Romanos dice que NO depende del que quiere Ni del que corre sino de Dios que tiene misericordia porque Dios pone el querer como el hacer… A la luz de la palabra. ¿COMO PODEMOS SEGUIR CREYENDO LA FALACIA DEL LIBRE ALBEDRÍO? Jesucristo dijo: NINGUNO PUEDE VENIR AMI, SI EL PADRE QUE ME ENVIÓ NO LE TRAJERE…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s