UN LADRON EN LA NOCHE

Por Dr. Thomas Ice

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo 24:42-44

USO BÍBLICO

La idea del “ladrón” en relación con una venida de Cristo se usa siete veces y sólo en el Nuevo Testamento (Mateo 24:43; Lucas 12:39; 1 Tes. 5:2, 4; 2 Pedro 3:10; Ap. 3:3; 16:15). Cristo usa “un ladrón que viene en medio de la noche” en la ilustración de un padre de familia fiel, presentada en Mateo y Lucas (Mateo 24:43; Lucas 12:39). Ninguno de estos textos se refieren al Rapto de la Iglesia; en cambio, ambos contextos apoyan la noción de que la venida de Cristo habla de la Segunda Venida. En estos pasajes, Jesús habla a la nación de Israel durante el tiempo de la Tribulación de siete años, cuando el fiel creyente judío de ese tiempo estará esperando el regreso del Señor, a diferencia de aquellos que no estaban esperando la venida del Mesías en Su Primera Venida.

A medida que avanzamos cronológicamente a través del canon del Nuevo Testamento, llegamos a un pasaje importante en los escritos de Pablo, que se refiere dos veces a un ladrón que viene en la noche (1 Tes. 5:2, 4). 1 Tesalonicenses 5:1-11 es una sección que sigue al párrafo anterior (1 Tes. 4:13-18), donde Pablo habla del Rapto (1 Tes. 4:17). Pablo usa la frase griega de transición “peri de” (ahora, en cuanto a) en el versículo 1, mientras pasa del tema profético del Rapto al de “el día del Señor”. John MacArthur explica la importancia de este término de la siguiente manera: “Pablo empleó palabras griegas conocidas para indicar algunos cambios temáticos dentro del mismo tema general de la profecía (cp. 4:9, 13; 1 Co. 7:1, 25; 8:1; 12:1; 16:1). La expresión en este primer versículo apunta a la noción de que, dentro del contexto amplio de la venida del Señor Jesús al final de los tiempos, el tema pasa de una discusión sobre las bendiciones del arrebatamiento de los creyentes al juicio de los no creyentes”.

Cabe señalar que Pablo claramente identifica su tema como “el día del Señor”, que “vendrá como ladrón en la noche” (1 Tes. 5:2b). No se dice que el Rapto llega como un ladrón en la noche. El versículo 3 nos dice que serán los que digan: “¡Paz y seguridad!, entonces vendrá la destrucción de repente sobre ellos, como vienen los dolores sobre la mujer que da a luz, y de ninguna manera escaparán”. Los incrédulos, de quienes se dice que son “de las tinieblas”, son los que serán tomados por sorpresa y desprevenidos por la ira de Dios durante la Tribulación. De hecho, el versículo 9 les recuerda a los creyentes que ellos no experimentarán la ira de Dios durante la Tribulación, cuando dice: “Porque no nos ha puesto Dios para ira sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”. El medio de liberación de la ira de Dios será el Rapto de la Iglesia, del que Pablo habló al final del capítulo 4.

La imagen del ladrón también se usa en 2 Pedro 3:10, donde el día del Señor es el tema de Pedro. Este pasaje claramente no es una referencia al Rapto, ya que dice: “los cielos pasarán con grande estruendo; los elementos, ardiendo, serán deshechos; y la tierra y las obras que están en ella serán consumidas”.

Las dos últimas referencias al tema del ladrón ocurren en Apocalipsis 3:2 y 16:15. Jesús está hablando directamente a la iglesia carnal de Sardis, a quien le dice que se despierte de su sueño espiritual y se arrepienta. “Si no eres vigilante, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti”. Este pasaje ciertamente no está relacionado con el Rapto, sino con una promesa de juicio para aquellos que no se arrepientan dentro de la iglesia.

Apocalipsis 16:15 es una declaración parentética que ocurre entre el sexto y el séptimo juicio de las copas. Por lo tanto, dieciocho de los diecinueve juicios de la Tribulación han tenido lugar. Dado que el último juicio de la copa está asociado con la preparación de la Segunda Venida de Cristo, es una advertencia para los santos de la Tribulación que deben estar atentos a las señales que apuntan al regreso de Cristo, que se describe en la segunda mitad de Apocalipsis 19. Esto ciertamente no es una referencia al Rapto.

CONCLUSIÓN

Aunque hay otros temas de mayor importancia que ver el evento del Rapto como un ladrón en la noche, creo que es importante que manejemos adecuadamente la Palabra de Dios (2 Timoteo 2:15), y relacionemos frases y descripciones bíblicas de la misma manera que lo hace la Biblia. Podría ser que, cuando aplicamos erróneamente las imágenes bíblicas, no sólo creamos asociaciones falsas, pero también podríamos perder la aplicación de un motivo que la Biblia realmente enseña. Éste podría ser el caso con el lenguaje del ladrón en la noche.

La imagen del ladrón en la noche nunca se aplica al Rapto. Tal lenguaje generalmente describe a los incrédulos and la ira o el juicio de Dios relacionados con la Tribulación o la Segunda Venida. El cuadro pintado por un ladrón en la noche muestra que es el incrédulo el que es sorprendido desprevenido, ya que nunca cree realmente que Dios vaya a juzgar en la historia. El incrédulo piensa que se ha salido con la suya ignorando a Dios toda su vida, por lo tanto, el Señor no es un factor, piensa. El punto de la Biblia es: “Vaya, se llevará una gran sorpresa algún día”, al igual que un individuo que es robado por un ladrón. Cuando uno es robado, es un evento que interrumpe el estado normal de volver al hogar todos los días en el pasado a una casa, que es como debería ser. Al igual que el estudiante perezoso que nunca está listo para el examen y, por lo tanto, es sorprendido con la guardia baja cuando realmente llega, así el incrédulo nunca estará listo, ya que no cree en Dios en absoluto  o no cree que Dios lo hará responsable.

La canción de Larry Norman dice: “Jesús vendrá como ladrón en la noche, y se robará a todos los que lo aman”. Cristo no robará nada en el Rapto. Él viene por Su Novia — la Iglesia, el Cuerpo de Cristo. Los creyentes son llamados “hijos de luz” en 1 Tes. 5:5 e instruidos por Pablo a permanecer despiertos durante el tiempo presente antes del Rapto, que él etiqueta como la noche. “Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón” (1 Tes. 5:4). En el contexto de 1 Tes. 5, el día se refiere al día del Señor, que es un tiempo de la ira de Dios que a menudo llamamos la Tribulación.

Los eventos de los días postreros tomarán desprevenido al mundo, ya que en sus sueños más locos no creen que esos cristianos locos y su Biblia puedan tener razón. Sin embargo, nosotros los creyentes sabemos bien y no nos sorprenderemos cuando los eventos de la profecía bíblica comiencen a desarrollarse. ¡Maranata!

Traducido por Donald Dolmus. Ministerio En Defensa de la Fe

Original article. A thief in the night

Publicado por Donald Dolmus en 17:18

 

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Ladrones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .