¿LA CIENCIA HA DESCUBIERTO A DIOS? (PRIMER PARTE)

Einstein no creía que fuera posible. Stephen Hawking dijo que podría ser el mayor descubrimiento científico de todos los tiempos. ¿Cuál es el descubrimiento que ha desconcertado a las mejores mentes científicas del siglo pasado, y por qué los ha hecho reconsiderar los orígenes de nuestro universo?  Nuevos telescopios, más potentes, han revelado misterios de nuestro universo que plantean nuevas preguntas sobre el origen de la vida.

¿LA CIENCIA HA DESCUBIERTO A DIOS?

¡Pero un momento! ¿No ha demostrado la ciencia que no necesitamos a Dios para explicar el universo? Antes se entendían que los rayos, los terremotos e incluso los bebés eran actos de Dios. Pero ahora sabemos más. ¿Qué es lo fundamentalmente diferente de este descubrimiento, y por qué ha dejado perplejo al mundo científico?

Este descubrimiento y lo que han aprendido los biólogos moleculares sobre la codificación sofisticada del ADN han hecho que muchos científicos ahora reconozcan que el universo parece ser una parte de un gran diseño.

Un cosmólogo lo expresó así: “Muchos científicos, cuando admiten sus opiniones, se inclinan por el argumento de un diseño o teleológico”.[1]

Sorprendentemente, muchos científicos que están hablando de Dios no tienen ninguna creencia religiosa en absoluto.[2]

Entonces, ¿cuáles son estos descubrimientos sorprendentes que han hecho que los científicos estén hablando de pronto sobre Dios? Se destacan tres descubrimientos revolucionarios en los campos de la astronomía y la biología molecular:

1. Que el universo tuvo un comienzo.

2. Que el universo es precisamente como tiene que ser para la vida.

3. Que la codificación del ADN revela una inteligencia.

Las afirmaciones de reconocidos científicos sobre estos descubrimientos podrían sorprenderlo/la. Veamos de qué se trata.

Un Inicio Único

Desde los inicios de la civilización, el hombre ha mirado asombrado las estrellas, preguntándose qué son y cómo llegaron allí. Aunque el ojo humano puede ver unas 6,000 estrellas a simple vista, Hubble y otros telescopios potentes indican que hay trillones de estrellas agrupadas en torno a más de 100 mil millones de galaxias. Nuestro sol es como un grano de arena en una de las playas del mundo.

Sin embargo, antes del siglo XX, la mayoría de los científicos creía que nuestra propia galaxia, La Vía Láctea, era el universo entero, y que solo existían unas 100 millones de estrellas.

La mayor parte de los científicos creían que nuestro universo nunca tuvo un inicio. Creían que la masa, el espacio y la energía siempre habían existido.

Pero a inicios del siglo XX, el astrónomo Edwin Hubble descubrió que el universo se está expandiendo. Retrocediendo por el proceso matemáticamente, él calculó que todo en el universo, incluso la materia, la energía, el espacio, y hasta el tiempo mismo, en realidad tuvo un inicio.

Esto remeció a la comunidad científica. Muchos científicos, incluyendo a Einstein, reaccionaron negativamente. En lo que Einstein luego llamó “la peor metida de pata de mi vida”, él distorsionó las ecuaciones para evitar que estas indiquen que hubo un inicio. [3]

El astrónomo inglés Sir Fred Hoyle fue quizás el mayor opositor a la idea de un comienzo del universo, y sarcásticamente llamó al evento de creación el “big bang.” Él sostuvo tenazmente su teoría del estado fijo, de que el universo siempre ha existido. Einstein y otros científicos también, hasta que las pruebas de la existencia de un inicio fueron innegables. Las consecuencias de este inicio, que ellos buscaban negar, es que algo o Alguien más allá de la investigación científica tiene que haberlo empezado todo.

Finalmente, en 1992, los experimentos del satélite COBE demostraron que el universo realmente tuvo su inicio único en un destello increíble de luz y energía. [4] Aunque algunos científicos lo llamaron el momento de la creación, la mayoría prefirió llamarlo el “big bang”.

El astrónomo Robert Jastrow trata de ayudarnos a imaginar cómo empezó todo. “La imagen sugiere la explosión de una bomba de hidrógeno cósmica. El instante en el que la bomba cósmica explotó marcó el nacimiento del Universo”. [5]

TODO DESDE LA NADA

La ciencia no es capaz de decirnos qué o quién causó el inicio del universo. Pero algunos creen que indica claramente la existencia de un Creador. “El teórico inglés, Edward Milne, escribió un tratado matemático sobre la relatividad que concluía: ‘En cuanto a la causa primera del Universo, en el contexto de la expansión, eso le queda al lector insertarla, pero nuestra imagen queda incompleta sin Él’”. [6]

Otro científico inglés, Edmund Whittaker, atribuyó el inicio de nuestro universo a “La voluntad divina creando la Naturaleza a partir de la nada”. [7]

Muchos científicos se quedaron impresionados por el paralelo entre un evento único de creación desde la nada y el relato bíblico de la creación en Génesis 1:1. [8] Antes de este descubrimiento, muchos científicos consideraban poco científico el relato de la Biblia de la creación a partir de la nada.

Aunque él se consideraba un agnóstico, Jastrow fue obligado por las pruebas a reconocer que: “Ahora vemos cómo las pruebas astronómicas nos conducen a una visión bíblica de los orígenes del mundo”. [9]

Otro agnóstico, George Smoot, el científico ganador del Premio Nobel responsable del experimento COBE, también reconoce este paralelo. “No hay duda de que existe un paralelo entre el big bang como evento y la idea cristiana de la creación a partir de la nada”.[10]

Científicos que anteriormente se burlaban de la Biblia como un libro de cuentos de hadas, ahora reconocen que el concepto bíblico de la creación desde la nada ha sido cierto todo este tiempo.

Los cosmólogos, que se especializan en el estudio del universo y sus orígenes, no tardaron en darse cuenta que una explosión cósmica al azar no podría haber creado la vida, al igual que no lo haría una bomba nuclear – a no ser que esta se hubiera diseñado precisamente para eso. Y eso significaba que un diseñador lo tenía que haber planeado. Comenzaron a usar palabras como, “Superintelecto”, “Creador”, e incluso “Ser Superior” para describir a este diseñador. Veamos por qué. CONTINUARA MAÑANA

  1. Harrison, E. 1985. Masks of the Universe. New York, Collier Books, Macmillan, pp. 252, 263.
  2. An atheist believes God doesn’t exist. An agnostic believes we can’t know.
  3. Brian Greene, The Elegant Universe (New York: Vintage, 2000), 81-82.
  4. George Smoot and Keay Davidson, Wrinkles in Time (New York: Avon, 1993), 241.
  5. Robert Jastrow, God and the Astronomers, (London: W. W. Norton, 1992), 13.
  6. Ibid., 104.
  7. Ibid., 103.
  8. Genesis 1:1, “In the beginning God created the heaven and the earth.”
  9. Jastrow, 14
  10. Soot and Davidson, 17.

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Dios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .