HAY QUE VIVIR CADA DÍA PENSANDO EN QUE VAS A MORIR MAÑANA

Mario E. Fumero

Terminamos el año 2022 con la pérdida de muchas personas importantes, que desempeñar un papel en la vida de diferentes países, entre ellos la muerte más destacada, y qué impacto a la opinión pública, fue la del campeón mundial de fútbol Pelé, después la el papa emérito Benedicto XVI, y otras muchas figuras destacadas de la farándula artística mundial y también de la sociedad hondureña como el Dr. Ramon Custodio, defensor de los derechos humano y un gran amigo personal.

La gran mayoría de los que han fallecido a nivel mundial, sobrepasaba los 80 años de edad.  Pele tenía 82 años, y el papa Joseph Ratzinger llamado Benedicto XVI, tenía 95 años. De manera que la muerte es el final inexorable de todos los seres humanos, principalmente de aquellos que llegamos a sobrepasar los 80 años de edad, fecha bíblica en la cual caducamos, desde el punto de vista de la existencia.

Todo lo que existe tiene fecha de caducidad, principalmente aquellos productos elaborados tales como la comida, medicina, y ciertos objetos electrónicos, que después de un tiempo pierden vigencia y caducan. También los seres humanos desde el momento en que nacemos tenemos una fecha de caducidad la cual se encuentra en el Salmo 90:10 que dice “Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos”. De manera que cuando nosotros cumplamos los 80 años, lo que vivamos a partir de ahí estaremos prestado, pero debemos ser conscientes de que, tarde o temprano, tenemos que partir para dar cuenta delante del creador.

No importa la fortuna que tengas, ni lo famoso que seas, ni el poder que obtengas mientras vivas, cuando la muerte se asoma, no hay nada que la pueda comprarla, ni sobornarla, por lo tanto, debemos ser consciente que en nuestra existencia terrenal podemos comprarlo todo, menos la misma vida.  Uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo,  Steve Jobs, cofundador de la empresa tecnológica Apple, antes de su fallecimiento, en el año 2011 y con 56 años de edad y abatido por cáncer de páncreas expresó lo siguiente antes de morir: “En este momento, acostado en la cama, enfermo y recordando toda mi vida, me doy cuenta de que todo el reconocimiento y riqueza que tengo no tiene sentido frente a la muerte inminente. Tengo el dinero para contratar al mejor en la tarea que sea, pero no es posible contratar a alguien para que cargue mi enfermedad. El dinero puede conseguir todo tipo de cosas materiales, pero hay una cosa que no se puede comprar: ‘LA VIDA’

Esto no debe llevar a reflexionar lo que escribió el apóstol en Santiago 4:14 “…no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”. Y es por ello que debemos ser conscientes que, la medida en que envejecemos, nuestros días se acortan y es bueno estar preparado para enfrentar una realidad inevitable, tenemos que morir, y, por lo tanto, debemos vivir cada día al máximo, aprovechando bien el tiempo y conscientes que mañana podamos comparecer delante del Creador del universo, y yo te pregunto ¿eres consciente de ellos y te has preparado espiritualmente para el encuentro con Dios?

Es bueno tomar nota de que tarde o temprano tendremos que morir. Lo normal es alcanzar los 70 años siempre y cuando vivimos correctamente, pero si llegamos a los 80 años, no dudes en arreglarlo todo para el viaje inexorable, porque, aunque no lo quiera aceptar, nuestra vida se marchita y debemos de estar preparado para que antes de que la muerte venga, obtengamos la vida eterna. 

Hoy se nos está yendo la generación del 1940 y 1950, y después seguirán los que nacieron en el 1960 y 1970, pero sobre todo, mucho podrán morir aún más jóvenes, si no son coherentes de tener una vida saludable y correcta, y aunque así sea, está determinado en la Palabra de Dios que después de la muerte, vendrá el juicio y nuestros recuerdos permanecerá según la vida que tuvimos en nuestro transitar por esta Tierra, ya que somos peregrinos y extranjeros que vamos hacia la patria celestial.

   marioeduardofumero@gmail.com http://www.contralaapostasia.com

Acerca de unidoscontralaapostasia

Este es un espacio para compartir temas relacionados con la apostasia en la cual la Iglesia del Señor esta cayendo estrepitosamente y queremos que los interesados en unirse a este esfuerzo lo manifiesten y asi poder intercambiar por medio de esa pagina temas relación con las tendencias apostatas existentes en nuestro mundo cristiano.
Esta entrada fue publicada en Articulo, Mario Fumero, Muerte, Pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.